Protesta en la Alameda de Osuna
Protesta en la Alameda de Osuna - ISABEL PERMUY

BarajasRebelión vecinal por la reforma del nudo Eisenhower: «Traerá más tráfico y aniquilará el arbolado»

Decenas de personas se manifestaron el sábado por la variante para la A-2 que plantea el Ministerio de Fomento

MadridActualizado:

Cerca de doscientos vecinos del barrio Barajas protestaron este sábado en la calle de los pinos de Osuna contra la reforma que prevé el Gobierno de Pedro Sánchez para el denominado como nudo Eisenhower. La concentración remite a que prevé un «aumento notable del tráfico» en algunas zonas y la «aniquilación» del arbolado existente, que supera los 800 ejemplares.

«Es posible que descongestione en parte el nudo, pero es evidente que colapsará aún más la Glorieta de Canillejas y la calle María de Molina», ha aclarado Julián Moreno, presidente de la Asociación Familiar Alonso de Ojeda de Alameda de Osuna. Esta agrupación fue una de las convocantes de la manifestación, junto a la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (Fravm), los colectivos Alameda de Osuna 2000, Grupo 77, Aeropuerto Participa, el Foro Local de Barajas y Todos En Acción.

La protesta surge por tras la publicación en el Boletín Oficial del Estado, el pasado 25 de enero, de la aprobación por el Ministerio de Fomento del proyecto de trazado «Autovía del nordeste (A-2). Remodelación del nudo Eisenhower». Los convocantes se muestran en contra del plan, habida cuenta de que lo consideran como una «nueva oportunidad perdida» para resolver los problemas de movilidad derivados del tráfico de la autvía de Zaragaoza en este distrito y en el vecino San Blas-Canillejas. «Es un auténtico quebradero de cabeza», afirman.

Así, la Asociación Familiar Alonso de Ojeda de Alameda de Osuna ha mantenido diferentes reuniones con los responsables del Área de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento de Madrid y de la Demarcación General de Carreteras de Fomento sobre la remodelación del nudo Eisenhower. Moreno sostiene que la reforma repercutirá «muy negativamente» en el barrio, en alusión a los problemas del tráfico y el impacto en el arbolado. «Ae incrementará el tráfico rodado, sobre todo de autobuses, en la Avenida de la Hispanidad y destrozará y aniquilará los árboles», añade.