Una banda de narcos blanqueaba dinero con el mismo método de Al Qaida
M. I. En uno de los seis registros se encontraron cuatro máquinas de contar dinero

Una banda de narcos blanqueaba dinero con el mismo método de Al Qaida

CARLOS HIDALGO | MADRID
Actualizado:

La Unidad de Drogas y Crimen Organizado Central (Udyco) de la Policía Nacional ha desarticulado dos importantes redes criminales: una de las principales dedicadas al blanqueo de capitales procedentes del narcotráfico a nivel mundial y otra de venta de estupefacientes. Ambas trabajaban juntas en el «negocio» y se valían de la «Hawala», método utilizado por Al Qaida para financiarse. En la operación «Quantum» han sido detenidas 24 personas -17 de la red paquistaní de blanqueo y 7 de nacionalidad turca, holandesa y guineana vinculados al tráfico de droga- y se ha aprehendido un millón de euros.

En líneas generales, la «Hawala» se basa en una especie de banca de confianza: la operación comienza con el contacto de la persona que quiere realizar el envío del dinero con otro sujeto. El cliente entrega el efectivo más una comisión (entre el 5% y el 7% en este caso) y los datos del receptor. Este «banquero» contacta con otro en el país receptor, con una contraseña -aquí las cuatro últimas cifras de un billete de 50 euros-. Lo que pasa es que, en este caso, los «clientes» eran los narcotraficantes.

Esta macrooperación arrancó en noviembre, cuando se comprobó que un paquistaní apodado «Malik» utilizaba un locutorio de Prosperidad y una tienda de telefonía de Carabanchel para recoger grandes sumas de dinero, y lo hacía bastante a menudo. Allí había turcos que traficaban con heroína en España y Portugal.

Droga de la Cañada Real

Eran componentes del segundo grupo, que, según todos los indicios, son surtidores de «caballo» en la Cañada Real. Uno de ellos, el turco Z. G., estaba en libertad condicional tras ser detenido en 2005 por tráfico de heroína. El dinero iba a Turquía, donde se encontraban los proveedores de la droga, de modo que evitaban el uso de «mulas», que suelen ser interceptadas en aeropuertos o fronteras. El centro de las operaciones estaba en Dubai y Paquistán.

La culminación de la primera fase de la operación, la referida al blanqueo de capitales procedentes de la droga, fue el 12 de enero. Se detuvo a dos ingleses, encargados de entregar a «Malik» dos bolsas con 252.000 euros, que habrían de llegar a Paquistán vía Reino Unido.

Dos días después, caían el resto de los 17 miembros del clan. Uno de ellos escondía en su ropa 50.000 euros. Se procedió a los registros en los dos locales comerciales referidos, así como en una vivienda de Prosperidad y otra de Tetuán. Allí, los investigadores se intervinieron 317.000 euros, en billetes de 5, 10, 20, 50 y 100, presumiblemente, procedentes del «menudeo» de droga en Madrid, así como máquinas para contar dinero y ordenadores.

La segunda fase de la operación arrancó el día 21. Se detuvo a una mujer española, que entregaba a la red paquistaní el dinero procedente de los «narcos» turcos. Pero el «quid» de la cuestión en esta parte del dispositivo especial eran los traficantes de heroína, uno de los grupos principales del «negocio» a nivel internacional, según precisaron fuentes policiales. Su dirigente A. R. Yigit era uno de los criminales más buscados por la Brigada.

Persecución peligrosa

El día 25, se detectó en la calle de Antonio López cómo Yigit y un compinche guineano metían en un coche una maleta. Los sospechosos desaparecieron, pero, dos horas después, volvió a aparecer el compinche de Yigit, quien recogió la maleta y se fue en otro coche. Era el momento de actuar. Pero el delincuente dio un volantazo y se dio a la fuga. Comenzó una peligrosa persecución, incluso en dirección contraria, hasta el punto de que el delincuente embistió un coche policial. Se le pudo detener en la avenida del Planetario. Escondía 2,5 kilos de heroína y otros 125 gramos, además de 360 de cocaína.

Maleta en la que se halló parte de la droga en la segunda fase de la operación