Cajas que contienen ropa de una marca de moda rápida

Cae una banda que llegó a pagar hasta 90.000 euros a camioneros a cambio de «robar» toda su carga

Obtuvieron un millón de euros en telefonía, ropa, aparatos de aire acondicionado, pienso para perros...

MadridActualizado:

La negativa de un transportista a pasar por el aro y su denuncia ante la Policía Nacional fue el origen de la investigación que ha llevado a la desarticulación de un grupo criminal especializado en «comprar» a los camioneros para simular el robo de la mercancía que llevaban. En la operación han sido detenidas 13 personas todas ellas españolas seis de ellas con antecedentes y se han esclarecido 18 delitos. A uno de los transportistas le llegaron a ofrecer 90.000 euros. El valor de su carga, aparatos de telefonía móvil, superaba los cuatro millones. Sin embargo, los agentes impidieron que se llevara a cabo.

El botín que lograron incluye 64 cajas de ropa de una cadena de moda rápida, cerca de 800 aparatos de aire acondicionado, 582 sacos de pienso para perro, productos de papelería, herramientas, mamparas... Su valor en el mercado supera el millón de euros.

El modo de actuar de este grupo delictivo era el siguiente: uno de los miembros de la banda era el «santero», es decir, trabajaba en una empresa de logística y con ello obtenían la información que les interesaba. A partir de ahí, una vez dado el chivatazo, con los datos de la persona que iba a realizar el transporte, contactaban con él o bien por teléfono o en persona y le ofrecían imnportantes sumas de dinero en función del valor de los productos del porte. Después, durante el trayecto, cuando el conductor estaba fuera del vehículo, perpetraban el asalto.

Butrones y huida con el vehículo

Si los conductores no colaboraban, se apoderaban de la mercancía por otros métodos como haciendo butrones en los almacenes en los que las guardaban o robando el camión entero.

Después, la banda trasladaba todo el material a las dos naves que tenía en Madrid, situadas en Vicálvaro y Villaverde, en donde las guardaba hasta que les daba salida en el mercado ilegal. Aún faltan flecos en la operación, como saber si las vendían por internet, en mercadillos...

Uno de los robos esclarecidos fue el realizado en San Fernando de Henares en abril en donde realizaron un butrón en un almacén en donde se apoderaron de los aparatos de aire acondicionado. Y el de la carga de comida para animales se realizó en un viaje dirección a Burgos.

Las detenciones se produjeron entre el 6 y el 8 de junio, cuando varios miembros de la red estaban descargando las prendas de la cadena Inditex. Los delincuentes fueron sorprendidos con las manos en la masa.

Al final, la Policía Nacional recuperó más de 300.000 euros entre ese material las 500 cajas repletas de todo tipo de material que hallaron en los registros de las dos naves que utilizaban.