La presidenta Isabel Díaz Ayusoy el alcalde de la capital José Luis Martínez-Almeida, ayer, en las fiestas de La Paloma
La presidenta Isabel Díaz Ayusoy el alcalde de la capital José Luis Martínez-Almeida, ayer, en las fiestas de La Paloma - EFE

Ayuso prioriza a los mayores, medidas antipolución y dar vía libre al plan Chamartín

Tras tomar posesión la próxima semana, se reunirá con Almeida para coordinar mejoras en movilidad

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Isabel Díaz Ayuso ayer no necesitó encomendarse a La Paloma. Tras una larga travesía estival de 80 días de desencuentros y negociaciones extenuantes, la que ya es la octava presidenta electa de la Comunidad de Madrid estrenó el cargo ante la Virgen madrileña más popular, arropada por el olor a gallinejas y caracoles, y los abrazos y felicitaciones de espontáneos engalanados con el traje de chulapo y el mantón de manila. Su tándem electoral, el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, ejerció como anfitrión de la protagonista de la jornada, que deslizó entre la muchedumbre las prioridades de su futuro gobierno: la puesta en marcha del abono transportes gratuito para mayores de 65 años, la aprobación de la rebaja fiscal y Madrid Nuevo Norte (operación Chamartín) y la coordinación con el regidor de un paquete de medidas para luchar contra la contaminación.

El portavoz de Ciudadanos y futuro vicepresidente del gobierno, Ignacio Aguado, que también quería su porción de «flashes», adelantó antes de hacer la ofrenda floral el nombramiento oficioso deÁngel Garrido como consejero de Transportes. No es casual que la formación naranja hiciera ayer esta designación anticipada. Garrido fue el superior inmediato de la propia Ayuso al frente de la Consejería de Presidencia y Justicia.

Tras la dimisión de Cristina Cifuentes, asumió la Presidencia y, ahora, volverá al Real Palacio de Correos de la Puerta del Sol con un cargo inferior y con el carné del partido de Albert Rivera. Su repentina y abrupta renuncia a ser el cuarto puesto la lista al Parlamento Europeo por el PP cuatro días antes de las elecciones, para pasarse al puesto 13º de la lista de Aguado, dejó, desde entonces, muy deterioradas las relaciones con Ayuso. Pero ayer ambos trataron de aligerar esas diferencias: «El momento de los políticos y las caras ya pasa y ahora lo que toca es pensar qué es lo mejor para los madrileños», adelantó la presidenta, que destacó que lo más importante es hacer la prolongación de la línea 3 de Metro hasta Metro Sur y también el abono gratuito para mayores de 65 años.

A su vez, Garrido señaló que tres de sus retos pasan por hacer un análisis económico-financiero «a fondo» de la situación de Metro, exigir a Renfe un compromiso de puntualidad de los trenes de Cercanías y diseñar un plan de movilidad desde 2020 hasta 2030. «No puede ser que los ciudadanos de Madrid no sepan cuándo va a llegar el Cercanías y por tanto vamos a hablar con el Gobierno de la nación para que eso se solucione», subrayó. «Tenemos que olvidarnos en este Gobierno que somos de PP y de Cs y pensar que somos un grupo de personas que trabajan para los madrileños. Si nos metemos todo eso en la cabeza, esto funcionará como debe. Hay que dejar de pensar en nuestros respectivos partidos y pensar exclusivamente en los madrileños, para quien trabajamos», incidió el expresidente regional en tono conciliador.

Para demostrar que agosto puede ser un mes hábil, Ayuso también se comprometió a impulsar este curso la actualización de todos los contenidos de la Formación Profesional y las rebajas fiscales que anunció el pasado martes en su discurso de investidura.

Con quien Ayuso garantiza que tendrá una estrecha colaboración es con el regidor de la capital. Con la administración local, dijo, ideará una batería de medidas para proteger el medio ambiente y coordinar la movilidad. De la Comunidad también depende la aprobación definitiva del proyecto urbanístico de mayor envergadura de los próximos años: la Operación Chamartín. Martínez-Almeida confiaba ayer en que el nuevo Ejecutivo regional dé vía libre «lo antes posible» al plan. Aunque el planeamiento lo redactó el equipo de Manuela Carmena (Ahora Madrid), fue aprobado de forma inicial en el pleno municipal ya bajo el mandato de PP-Cs. Ahora, la coalición de la Comunidad deberá hacer lo propio e iniciar con los hechos la nueva era bicolor en Madrid.