La futura presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ayer, saluda al presidente de la Asamblea, Juan Trinidad
La futura presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ayer, saluda al presidente de la Asamblea, Juan Trinidad - EFE

Ayuso, que se desvincula de Cifuentes y Aguirre, será investida el día 14

Aguado incide en que la presencia de Cs en el gobierno autonómico «garantiza» la lucha contra la corrupción

Investidura de Isabel Díaz Ayuso, en directo

MadridActualizado:

El primer pleno de investidura en la Asamblea de Madrid tras el 26-M fue inédito por no tener candidato. Y la sesión en la que la aspirante popular Isabel Díaz Ayusoserá investida como presidenta de la Comunidad también será excepcional por la fecha: se celebrará el 13 y el 14 de agosto. Más de dos meses y medio se ha prolongado la espiral de negociaciones y desencuentros entre las fuerzas de centro-derecha hasta que, por fin, agosto se estrenó con la noticia del acuerdo.

Encallados en un callejón sin salida y ante el inicio de la cuenta atrás hacia la repetición de los comicios, el pasado jueves la portavoz autonómica de Vox, Rocío Monasterio, rebajó sus exigencias y anunció que los 12 diputados de Vox apoyarán el gobierno de coalición de PP-Ciudadanos. Ayer, una vez que el presidente de la Asamblea, Juan Trinidad (Cs), concluyó la ronda de consultas con los portavoces de todas las fuerzas parlamentarias y cerró la fecha que tanto ansiaba el equipo de Ayuso.

El futuro gobierno nacerá, por primera vez, bicolor. Seis consejerías las liderará Ciudadanos y las otras siete el PP. El líder de la formación naranja en la región, Ignacio Aguado, que será el futuro vicepresidente y portavoz del Ejecutivo, ayer restó importancia a la petición de la Fiscalía Anticorrupción de imputar a los exmandatarios populares Esperanza Aguirre, Ignacio González y Cristina Cifuentes por la presunta financiación ilegal del PP. «Ni Aguirre ni Cifuentes ocupan ya cargos públicos», despejó Aguado tras incidir en que a pesar de que apoyaron la investidura de Cifuentes, «no» les «tembló el pulso» a la hora de «pedir su dimisión».

«No creo que haya mejor garantía de que la corrupción no se produzca en la Comunidad de Madrid que entre Ciudadanos a cogobernarla», subrayó el futuro vicepresidente. Su formación, indicó, impulsará la puesta en marcha de mecanismos que luchen contra las malas prácticas en la administración, como la creación de la figura del Denunciante de Corrupción.

Ayuso, por su parte, se desvinculó de sus antecesoras y llamó a mirar hacia adelante «para renovar» el proyecto del PP y «encauzar una nueva etapa»: «Soy otra persona, tengo otro perfil, otra etapa, otros proyectos», resaltó la candidata popular, que aseguró que, no obstante, «no» reniega de «nadie» y que no se pronunciará al respecto hasta que lo hagan los jueces para «respetar la presunción de inocencia».

Aunque ya conocía que el resultado de la reunión sería desfavorable para sus pretensiones, el candidato socialista, Ángel Gabilondo, fue el último candidato al que recibió Trinidad por ser el representante del partido más votado. «No apoyaremos a la señora Isabel Díaz Ayuso, pero no por mero partidismo, sino porque honestamente creemos que Madrid necesita una alternativa a ese modelo», valoró. Cuatro diputados del bloque PP-Cs-Vox tendrían que ausentarse el próximo miércoles para que las aspiraciones de Ayuso quedasen frustradas.

Por el momento, esa circunstancia está lejos de producirse, a pesar de que la Mesa de la Asamblea denegó ayer el voto telemático al diputado Diego Sanjuanbenito. El parlamentario popular lo había solicitado de forma preventiva para el pleno de investidura por estar de luna de miel, informa Efe. No obstante, su voto no sería crucial para alcanzar la mayoría absoluta que necesita Ayuso, ya que la suma de los 30 diputados del PP, los 26 de Ciudadanos y los 12 de Vox suman 68 escaños y sin Sanjuanbenito aún lograrían la mayoría absoluta.

Cambios y fichajes

Ayuso y Aguado tienen una semana para configurar la lista definitiva de su gobierno. Mientras que el actual presidente en funciones de la Comunidad, Pedro Rollán, parece que no tendrá hueco en el nuevo Ejecutivo, quién sí tendría garantizado un espacio destacado será su antecesor, Ángel Garrido. En las quinielas se habla de Rollán para que ocupe la portavocía del grupo parlamentario, al tiempo que Aguado considera que Garrido -que dejó el PP en plena recta final de la campaña electoral- podría ser un buen consejero de Transportes.

En las apuestas para ocupar uno de los siete escaños rojos de la Cámara regional también suenan David Pérez, para Educación o Presidencia; Enrique Ossorio, para Presidencia o Hacienda; y Enrique Ruiz Escudero, que mantendría la cartera de Sanidad. Quienes no repetirán son Jaime de los Santos, ya que la cartera de Cultura es de Cs, y Rafael van Grieken, que regresaría a la URJC.