Inés Sabanés, esta mañana, en el Palacio de Cibeles
Inés Sabanés, esta mañana, en el Palacio de Cibeles - AYUNTAMIENTO
Medio Ambiente

El Ayuntamiento de Madrid saca a licitación el nuevo contrato de recogida de basuras por 687 millones

Incorporará un nuevo contenedor de color marrón de forma progresiva a partir de 2017, donde habrá que introducir los residuos orgánicos

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El Ayuntamiento de Madrid ha sacado hoy a licitación el nuevo contrato de recogida de basuras que comenzará a funcionar en noviembre y en el que se incorporará un nuevo contenedor de color marrón de forma progresiva a partir de 2017, donde habrá que introducir los residuos orgánicos. La delegada de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Inés Sabanés, junto con la portavoz municipal, Rita Maestre, ha explicado hoy en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno que el coste de licitación por un plazo de 4 años es de 687 millones de euros, pero podrá alcanzar los 1.250 millones a medida que se vaya implantando en todos los distritos el nuevo contenedor.

La separación orgánica se irá probando a través de varios programas piloto, de forma progresiva, y comenzará en 2017 en nueve barrios: Vallehermoso (Chamberí), Cuatro Caminos (Tetuán), Casa de Campo (Moncloa), Quintana (en Ciudad Lineal), Las Rosas (San Blas), Apóstol Santiago (Hortaleza), Portazgo (Puente de Vallecas), Delicias (Arganzuela) y Puerta del Ángel (Latina). Según ha resaltado la delegada de Medio Ambiente y Movilidad, desde esa «evaluación y experiencia» el contenedor marrón se irá implantando en el resto de la ciudad a partir de 2018 de forma «progresiva».

Inés Sabanés, que ha pedido tranquilidad ante este nuevo sistema, ha dicho que se instalará un contenedor de color marrón a la puerta de los edificios -en el caso de los vecinos que tienen recogida a domicilio- donde se tendrán que depositar los restos de comida y otros residuos orgánicos, mientras que en los contenedores de color naranja irán los restos que no pueden lanzarse al papel, al vidrio, a los envases ni al orgánico.

Recogida, puerta a puerta, de cartón y vidrio

«Eso permitirá una mayor capacidad de reciclaje», ha remarcado Sabanés. Otra de las iniciativas piloto que contiene este contrato es la recogida puerta a puerta de cartón y vidrio y un cambio en las zonas de recogida, que antes eran dos -centro y periferia- y ahora serán tres lotes, divididos en Este, Oeste y Sur. Con este nuevo sistema, el Ayuntamiento aumenta de forma inicial con 35 millones de euros más al año el presupuesto para la gestión de residuos en la ciudad de Madrid.

Para poder optar a ser adjudicataria de este servicio, las empresas deberán acreditar un volumen global anual de negocio mínimo en al menos uno de los tres últimos ejercicios de mayor o igual importe del contrato en 2017 para el lote al que opten y deberán ser gestores de recogida de residuos en poblaciones de más de 150.000 habitantes. El compromiso con la subrogación de los puestos de trabajo se valorará a la hora de adjudicar los contratos, que también primarán la contratación de personal fijo a tiempo completo. En la actualidad, la gestión de residuos de Madrid emplea a 1.954 personas, de las cuales 486 son eventuales.