El Ayuntamiento de Pozuelo pide a la Policía que impida el «botellón» en fiestas
El alcalde de Pozuelo de Alarcón, Gonzalo Aguado, en la Casa Consistorial | EFE

El Ayuntamiento de Pozuelo pide a la Policía que impida el «botellón» en fiestas

TATIANA G. RIVAS / M. J. ÁLVAREZ | MADRID
Actualizado:

El Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón aprieta las tuercas. Si el martes anunció la prohibición del «botellón» hasta la conclusión de las fiestas para evitar altercados como los del domingo, ayer llegaba al acuerdo, en Junta de Gobierno, de tomar las medidas necesarias para «impedir» concentraciones en la vía pública destinadas a la ingesta de alcohol hasta el próximo domingo.

Esas medidas no son otras que pedir a la «Delegación del Gobierno, a la Comisaría de Policía Nacional y a la Policía Municipal de Pozuelo» que «adopten las medidas y acciones pertinentes para su cumplimiento».

El Consistorio pozuelero pretende que estas iniciativas se adopten a toda costa, aunque todavía no sabe con precisión cómo hacerlo. De momento, ayer se reunió la Junta Local de Seguridad, sin que se conozca una resolución firme. Además, existe el compromiso de la Delegación del Gobierno de incrementar las dotaciones policiales que estarán presentes en la localidad hasta el fin de las fiestas.

Según informaba ayer el Ayuntamiento, en la Junta Local del 2 de septiembre, ya se acordó que, si a pesar de las medidas extraordinarias de seguridad adoptadas, hubiese problemas de orden público el primer fin de semana de las fiestas, se llevarían a cabo otros recursos sin especificar para el siguiente.

El consejero de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid, Francisco Granados, manifestó ayer su disconformidad con prohibir la práctica del «botellón» durante la celebración de las fiestas patronales de otras localidades, aunque defendió la decisión de Pozuelo. «Las fiestas son una ocasión en la que no se puede prohibir de manera definitiva este tipo de actividades», apuntó.

El consejero insistió en regular esta cuestión de manera homogénea entre los municipios para evitar las diferencias y «los efectos llamada» entre las localidades con el fin de que no se repitan sucesos como los de Pozuelo. Tras ser cuestionado por las medidas emprendidas por el Ayuntamiento de Pozuelo, Granados aclaró que «debido a su trascendencia mediática y estar en un momento muy delicado ha sido una buena decisión cortar este tipo de actividad como consecuencia de estos hechos».

El alcalde de Pozuelo, Gonzalo Aguado, explicó que no se trata de una prohibición del «botellón», aunque no se va a permitir que se agrupen los jóvenes para que consuman alcohol. Asimismo, indicó que las fiestas cuentan con un «abanico de posibilidades» de ocio para que los jóvenes no tengan «que echar mano» de la botella.

Un detenido, de 15 años

Mientras, los siete menores detenidos por su supuesta participación en los hechos quedaron ayer en libertad vigilada por orden del juez de menores. Se trata de una medida cautelar que será comunicada a un técnico del Instituto del Menor Infractor de la Comunidad quien, tras evaluar cada caso, determinará en qué se concreta la sanción: trabajos sociales, acudir a un centro de día, ... Una vez hecha la propuesta, tendrá que ser autorizada por el mismo juez.

En cuanto a los 13 mayores de edad detenidos por su presunta relación con los hechos, según ha podido saber ABC, solo uno tiene antecedentes penales, causalmente por hechos similares: atentado contra agente de la autoridad. Se da la circunstancia de que es el mayor de todos: tiene 40 años; mientras que el menor tiene 15. Las edades del resto oscilan entre los 16 y los 19, por esta razón solo dos de ellos están en la universidad. Uno de los 13, además, dio una identidad falsa. Todos los mayores de edad también están en libertad, a la espera de que se concreten los cargos. Viven en municipios próximos a Pozuelo (Las Rozas, Majadahonda, Boadilla) y en los distritos de Chamartín, Salamanca o Moncloa. Uno, reside en San Blas.

Galapagar pide más agentes

Las Fiestas Patronales de Galapagar comienzan hoy y el Ayuntamiento quiere que todo discurra con normalidad, por eso ayer solicitó a la Delegación del Gobierno que incremente los efectivos de la Guardia Civil durante las fiestas del municipio, del 10 al 14 de septiembre. Según un comunicado que ayer hizo público, la medida se toma a raíz «de la preocupación despertada tras los incidentes ocurridos en Pozuelo». El Ayuntamiento lo quiere tener todo controlado. Hoy realizará pruebas de los encierros del fin de semana con el objetivo de coordinar a las Fuerzas de Seguridad, medir tiempos y prevenir problemas.