En la imagen, el alcalde junto a Ruiz-Gallardón, recibiendo un premio otorgado por Fitur. Julián de Domingo

El Ayuntamiento ya incluye el pabellón en la ciudad deportiva del Real Madrid en su folleto olímpico

Aunque el alcalde de la capital insistía ayer mismo en que el acuerdo con el Real Madrid para comprarle los terrenos de la Ciudad Deportiva no está cerrado - «no hay nada, lo diga quien lo diga» fue su expresión textual-, lo cierto es que los folletos turísticos que se entregan en el stand madrileño en Fitur recogen ya entre las áreas olímpicas el Palacio cubierto que se construirá en dichos terrenos.

MADRID. Sara Medialdea
Actualizado:

El acuerdo con el Real Madrid para comprarle terrenos en su Ciudad Deportiva y construir sobre ellos el pabellón olímpico -además de recalificar parte del suelo y revertirlo al Real Madrid para construir sobre él torres de oficinas- no está cerrado, y no lo estará hasta que no se consensue con la oposición, aseguró ayer el alcalde, José María Álvarez del Manzano. Sin embargo, ambas instituciones están condenadas a entenderse, como lo demuestra el hecho de que el Ayuntamiento ya incluye en los folletos informativos que entrega en su stand de la Feria Internacional del Turismo (Fitur) el palacio olímpico que se hará sobre los terrenos de la Ciudad Deportiva.

En ese palacio, se especifica en dicho tríptico, se llevarán a cabo «las pruebas gimnásticas, baloncesto, voleibol y balonmano». Junto a él, aparecen otras áreas olímpicas como el Parque del Manzanares Norte, el Parque Fluvial del Manzanares, los recintos feriales de Ifema, o el Parque Olímpico.

Desde el área de Urbanismo, se trabaja muy intensamente en la consecución del acuerdo con el club merengue, que según explicó a ABC el concejal del área, Ignacio del Río, está directamente vinculado a la ubicación de la futura ciudad deportiva del Real Madrid junto a los recintos feriales del Campo de las Naciones (ABC, 27-1-01).

CINCO VECES MÁS TURISTAS

El regidor, sin embargo, no quiere ni oír hablar en público del acuerdo, que tantos recelos ha despertado entre los grupos de oposición, hasta que no lo haya consensuado precisamente con estos grupos. Tal vez por ello, ayer mismo señalaba sobre este tema que «lo que no sepa yo, no se hará», y añadió: «No hay nada, lo diga quien lo diga». A la vista de lo leido en el folleto, parece claro que si no lo hay, lo habrá. El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, aseguraba ayer a ABC que el acuerdo aún se demorará algunas semanas.

La posibilidad de que Madrid sea sede olímpica fue ayer la idea central de la celebración del Día de Madrid en Fitur. En este escenario, el presidente regional, Alberto Ruiz-Gallardón, destacaba que el turismo en Madrid creció en 2000 cinco veces más que en el resto de España: un 6 por ciento el año pasado, cuando en el conjunto del país aumentó un 1,37 por ciento. Junto al presidente regional, participó en la celebración el alcalde de la capital, José María Álvarez del Manzano. Ambos apostaron fuerte por la candidatura olímpica de Madrid para el año 2012.

«UN ABRAZO AL MUNDO»

La oferta de la capital como sede de los Juegos Olímpicos es uno de los principales atractivos del stand que Madrid ocupa en Fitur. En él se recibe a los visitantes bajo el lema «Madrid 2012, un abrazo al mundo». Y se invita a practicar el deporte, jugando al tenis nada menos que con una de las meninas. También hay otras ofertas menos olímpicas: dos futbolines que las autoridades esquivaron durante su visita de ayer.

Los máximos representantes políticos de la región -el presidente regional, el alcalde de la capital y el delegado del Gobierno en Madrid, Francisco Javier Ansuátegui- estaban arropados, en el Día de Madrid en Fitur, por la plana mayor del mundo empresarial madrileño: Fernando Fernández Tapias -presidente de CEIM-, Juan Mato -presidente de la Cámara de Comercio-, y los empresarios Gerardo Díaz Ferrán y José Luis Carbó, entre otros. Todos se congratulaban de los excelentes resultados turísticos de Madrid en el 2000: según el concejal Simón Viñals, las visitas superaron los seis millones, y las pernoctaciones fueron más de 13 millones.