La vivienda de la familia de Rocío Monasterio e Iván Espinosa de los Monteros
La vivienda de la familia de Rocío Monasterio e Iván Espinosa de los Monteros - ÁNGEL DE ANTONIO

El Ayuntamiento clausurará la casa completa de Espinosa y Monasterio

La falta de licencia de primera ocupación y funcionamiento afecta a las cuatro plantas, no solo al sótano

MadridActualizado:

El edificio en el que residen Iván Espinosa de los Monteros y Rocío Monasterio será clausurado al completo, y no solo el sótano, como se informó ayer. La razón es que el inmueble, de unos 550 metros cuadrados, carece de licencia de primera ocupación y de funcionamiento, lo que afecta a todo el conjunto, y no solo a ese piso inferior. Es en él donde tiene domicilio social la empresa de arquitectura Rocío Monasterio y Asociados S. L., de la portavoz de la Asamblea de Madrid de Vox.

La vivienda familiar, situada en el distrito de Chamartín y de cuatro pisos, fue construida en el año 2012, para lo cual se pidió y concedió una licencia de obra. Pero nunca ha tenido el permiso de ocupación y funcionamiento, algo indispensable en estos casos. De ahí la polémica. Los servicios jurídicos del Área de Urbanismo han acordado que el precinto se produzca el 8 de octubre; sin embargo, son consciententes de que el matrimonio puede negarse a recibir a los técnicos y que entonces habría que acudir a la vía judicial, lo que alargaría el proceso. Aunque la resolución municipal no tiene capacidad de recurso, sí es verdad que en el momento en que el portavoz de Vox en el Congreso o su esposa regularicen la situación, el problema administrativo quedará subsanado.

El asunto viene después de que el juzgado Contencioso-Administrativo número 14 de Madrid desestimara el recurso interpuesto por Espinosa de los Monteros contra la orden de clausura. Ayer, el político del partido de Santiago Abascal culpó de la situación, a través de Twitter, a «la burocracia, que parece diseñada para impedir los avances y la creación de riqueza y empleo»; algo que calificó de un «calvario» que «se une la persecución política» que dicen estar sufriendo.

Monasterio, utilizando la misma red social, dijo que, tras pagar las tasas de licencia de primera ocupación y funcionamiento, el Ayuntamiento les exigió «el certificado de fin de obra, suscrito por el arquitecto y el aparejador» el cual no respondió. El año pasado, el Ayuntamiento les requirió actualización de los planos y modificación de la licencia original, y lo hicieron: «Y el constructor nos denuncia por la falta de licencia de actividad en el despacho que él mismo ha estado bloqueando».