Protesta de conductores de autobuses discrecionales en la Gran Vía el 27 de diciembre de 2018
Protesta de conductores de autobuses discrecionales en la Gran Vía el 27 de diciembre de 2018 - EFE

Autocares de turistas bloquearán Gran Vía en una nueva protesta contra Madrid Central

Se manifiestan por tercera vez en 40 días contra las restricciones a la circulación

MADRIDActualizado:

Autobuses discrecionales, especialmente dedicados al transporte de turistas desde el aeropuerto hasta sus hoteles, llevan a cabo este jueves una protesta por la Gran Vía, contra las restricciones al tráfico que se han puesto en marcha con Madrid Central y las consecuencias negativas que, según ellos, van a tener sobre las empresas turísticas. Esta es la tercera protesta de este colectivo en los últimos 40 días, justo desde antes de la puesta en marcha de las nuevas disposiciones sobre la circulación en el centro de la capital.

Las empresas de transporte discrecional de viajeros ponen así el foco sobre lo que consideran «trato de favor y discriminación entre las empresas que realizan servicios de transporte turístico». En su caso, lamentan que con la normativa actual, no pueden llevar a los viajeros hasta la misma puerta del hotel, y resaltan que un turista que viaja con equipaje tiene más complicado desplazarse en transporte público.

«No querrán venir»

En el cartel que publicita la protesta, de hecho, se muestra a un individuo cargando a duras penas con varias enormes maletas en plena Gran Vía. Se acompaña de un texto en el que se explica que la Gran Vía es un «icono» de la ciudad y la zona en la que se concentra «la mayor parte del alojamiento turístico». Por eso piden que se habiliten lugares donde poder recoger y dejar a «los turistas y sus maletas», y recuerdan que «las familias, los niños, los carritos de bebé y la gente mayor necesitan poder visitar el centro de Madrid con comodidad o no querrán venir a la ciudad», alertan.

Esta protesta pretende llamar la atención sobre los problemas que causan a las empresas dedicadas a la actividad de transporte de turistas las restricciones al paso de los autocares por la almendra central, la de mayor concentración de alojamiento, Patrimonio Cultural y atractivo turístico.

Desde Madrid Central

La de hoy será la tercera protesta que llevan a cabo desde este colectivo en los últimos 40 días. La primera se produjo cuando estaba a punto de entrar en vigor Madrid Central; la segunda el pasado 27 de diciembre. En esta tercera, decenas de autocares cuentan con autorización –explican los organizadores– para «circular y ocupar la Gran Vía desde las 11.00 a las 13.00 horas». Durante el recorrido, además, aprovecharán para repartir folletos informativos a la ciudadanía.

Las empresas y colectivos afectados en este sector han decidido constituirse en asociación, bajo el nombre de Autocares Independientes Discrecionales de Madrid, para mejor coordinar sus actuaciones y que sea más fácil la interlocución con los medios de comunicación y la administración municipal.