Tomás Jiménez Rojo, asesino confeso de María Pilar, la cirujana de Tetuán - / Vídeo: La llamada de un vecino hace posible la detención del asesino de la cirujana de Madrid

El asesino de Tetuán reconoce el crimen ante el juez y entra en prisión

Tras haber admitido a los policías que lo detuvieron que fue él quien asesinó a María Pilar, ahora lo confiesa en su declaración en los juzgados

MADRIDActualizado:

El Juzgado de Violencia número 7 de Madrid, en función de guardia de detenidos, ha ordenado hoy la prisión provisional comunicada y sin fianza del autor confeso de su pareja sentimental en el barrio madrileño de Tetuán, han informado fuentes jurídicas.

Tomás J. R. ha reconocido los hechos en su declaración ante el juez, que le investiga por la presunta comisión de un delito de asesinato. El juzgado que le ha tomado declaración se ha inhibido a favor del Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1, que será el encargado de completar la instrucción de este caso.

Al igual que ante el juez, el acusado confesó en sede policial el crimen de María Pilar C.P. tras ser detenido en Carabanchel. Para tratar de impedir su identificación, había cambiado su fisonomía, al cortarse el pelo y afeitarse la barba.

Fue identificado en el número 40 de la calle Marcelino Camacho, en el distrito de Carabanchel, en plena vía pública. En el momento de su detención, el hombre presentó una actitud «muy tranquila» y «no parecía consciente de lo que pasaba».

María Pilar, natural de la localidad palentina de Paredes de Nava, trabajaba en el Departamento de Cirugía general y del aparato digestivo del Hospital de la Princesa de Madrid y era colaboradora clínica forense en la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid.