El pleno de la Asamblea, en una imagen de archivo
El pleno de la Asamblea, en una imagen de archivo

La Asamblea rechaza por unanimidad que los colegios concertados cobren cuotas a los padres

Todos los grupos políticos apoyaron este jueves la proposición no de ley planteada por Podemos

MadridActualizado:

Todos los grupos políticos de la Asamblea de Madrid apoyaron ayer una proposición no de ley de Podemos –modificada mediante una enmienda transaccional pactada entre este grupo y los de PP, PSOE y Ciudadanos– en la que se pide garantizar la gratuidad de las enseñanzas sostenidas con fondos públicos. El origen de la proposición son las cuotas que en muchos colegios concertados tienen que pagar los padres, como aportación voluntaria que en muchos casos no lo es tanto.

La incendiaria defensa de la propuesta que hizo el diputado Eduardo Fernández Rubiño (Podemos) –que calificó estos cobros como «un atentado a las familias» y un «impuesto revolucionario»– fue suavizado por la transaccional pactada entre todos. Como explicó la diputada de Cs María Teresa de la Iglesia, «se ha rehecho el infumable texto que presentaba» para que lo que se solicita «se ajustara a la ley», que dice expresamente que no se puede cobrar por las horas lectivas.

El texto que finalmente se ha aprobado incluye establecer los mecanismos oportunos a través de las actuaciones contenidas en los Planes Generales de Actuación del servicio de inspección educativa.

También contempla tomar las medidas oportunas para informar a las familias de sus derechos al respecto del cobro de estas cuotas, y de los cauces existentes para hacerlos valer ante la administración. La iniciativa que llevó Podemos a la Asamblea tiene su origen en un estudio de la Federación de Asociaciones de Padres Giner de los Ríos en los que se denunciaba el cobro de cuotas por parte de colegios concertados a las familias, que irían de los 89 a los 201 euros. Hasta 34 centros en Madrid, aseguró Podemos, han sido invesrtigados por este motivo.