Madrid es la única comunidad con libertad plena de horarios comerciales
Madrid es la única comunidad con libertad plena de horarios comerciales - VALERIO MERINO

La Asamblea de Madrid revisará la liberalización de horarios comerciales en la región

La oposición creará una ponencia para estudiar las quejas de los minoristas. «Se mantendrá», dice el Gobierno del PP

MadridActualizado:

Los grupos de la oposición en la Asamblea regional (PSOE, Podemos y Ciudadanos) acordaron ayer crear en septiembre un grupo de trabajo que revisará la Ley de dinamización comercial de la Comunidad de Madrid. En concreto, se analizará el artículo 6, que otorga libertad total para que los comercios abran todos los festivos del año que lo deseen. Esta medida ha provocado desde el inicio las quejas de los minoristas porque no compiten «en igualdad» con las grandes superficies. La norma fue impulsada en 2012 por el Gobierno de Esperanza Aguirre con el objetivo de fomentar nuevo empleo y adaptarse a las nuevas necesidades de compra de la sociedad. Madrid se convirtió así en la única comunidad autónoma que autorizaba la apertura de comercios todos los días del año, mientras que en el resto del país se puede abrir entre 8 y 16 domingos al año como máximo.

Un total de 68 organizaciones empresariales, sindicales y de consumidores registraron ayer en la Cámara una petición para que se derogue el citado artículo número 6. El presidente de la confederación de comercio especializado de Madrid (Cocem), Luis Pacheco Torres, denunció que con la ley liberalizadora «no se ha creado el empleo que se prometía» –unos 20.000 puestos de trabajo–, sino que se ha «precarizado» el sector minorista. Según sus cálculos, 40.000 pequeñas y medianas empresas han cerrado en la región en estos cuatro años a causa de esta ley. Los sindicatos creen que se han perdido 4.000 empleos por lo mismo. «Ha sido perjudicial para el comercio tradicional», aseguran.

A debate en septiembre

Los portavoces de la oposición anunciaron ayer que, a la vuelta del verano, se creará una ponencia en el seno de la Comisión de Presupuestos, Economía, Empleo y Hacienda para analizar la situación del comercio minorista en la región. Los trabajos durarán cuatro meses y se plantearán modificaciones al marco legal madrileño. Tanto PSOE, como Podemos y Ciudadanos abrieron la puerta a reducción de la libertad de horarios comerciales en la Comunidad, cuestión que el Gobierno regional de Cristina Cifuentes rechaza de plano. «Defenderemos su mantenimiento en defensa de los propios comerciantes, de la creación de puestos de trabajo y de los consumidores», dijo la presidenta autonómica, que aseveró que la normativa posibilista ha cumplido con su cometido de generar más empleo en el sector.

Cifuentes se refirió a la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre de 2016, en el que se crearon 13.512 nuevos puestos de trabajo en el comercio madrileño. De ellos, el 75,9% fueron contratos indefinidos. Y aportó otros datos:en el último año creció un 4,8% el número de autónomos afilados a la Seguridad Social y se crearon 12.933 empresas comerciales, el 19% del total nacional. También las ventas han evolucionado «notablemente», dijo, citando el Índice de Comercio Minorista de abril, con un incremento interanual del 8,3%.

Por ello, el Ejecutivo regional defenderá mantener la situación actual, en Madrid capital y en el resto de la región. «Ha demostrado eficacia y ser beneficiosa para agilizar el comercio de Madrid. Los vecinos de Fuenlabrada tienen el mismo derecho a comprar que los de la capital», concluyó, recordando que la ley «no obliga a nadie» a abrir en domingos y festivos.

Ciudadanos pide «sensatez»

Ciudadanos prometió a las asociaciones reunidas en la Asamblea que revisarán la normativa para «favorecer que el comercio minorista siga fuerte» en la región. «Modularemos propuestas intentando ser lo más sensatos posibles», dijo Ignacio Aguado, que aludió a la competencia mayor de las «tiendas online» o la venta ilegal. PSOE y Podemos, más críticos, denunciaron que no se ha generado más empleo, sino que se ha «exprimido»más a los trabajadores. Y apostaron por que sea una ley estatal la que regule el número de días que se puede abrir, haciendo «compatibles los derechos y peticiones de consumidores con los derechos de los trabajadores».