Los operarios limpian las paredes exteriores del templo con las pintadas
Los operarios limpian las paredes exteriores del templo con las pintadas - DE SAN BERNARDO

El Arzobispado de Madrid condena el asalto a la capilla de la Universidad Autónoma

La Archidiócesis sostiene que no se deben permitir ataques «que quiebren nuestra convivencia» y que la universidad debe defender la libertad religiosa

MadridActualizado:

El Arzobispado ha reprobado las pintadas pro aborto y pro laicidad que han aparecido hoy en la capilla de la Universidad Autónoma en Cantoblanco, que investiga la Policía. La Archidiócesis de Madrid ha expresado su repulsa en un comunicado difundido hoy donde sostiene que no se deben permitir ataques «que quiebren nuestra convivencia» y que la universidad debe defender la libertad religiosa.

La capilla amaneció hoy con la puerta forzada, una pintada roja en la fachada con la inscripción «Educación laica» y otras en el interior con este lema y el de «aborto libre», además de pasquines y folletos esparcidos y salpicaduras de pintura en bancos, en el sagrario y en las paredes. La profanación de la capilla, de la que alertaron a primera hora los vigilantes, se perpetró en algún momento entre las 15.30 horas del martes y las 8.00 de hoy.

Pintadas ya borradas

Dos operarios han eliminado este miércoles la pintada con la frase 'Educación laica' en la capilla de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y diversos estudiantes han censurado este comportamiento al entender que trata de «imponer una idea sobre otra» con daños en el patrimonio. Tras conocerse los hechos, denunciados por el párroco de la capilla, dos operarios portados con pintura han eliminado de la pared y la puerta de la capilla esa frase que se había realizado con spray rojo.

Por otro lado y en declaraciones a Europa Press, uno de los estudiantes de la universidad ha opinado que asaltar una capilla para realizar unas pintadas con mensajes de ideas contrarias es propio de «gente de extremos» y que a él personalmente le ha «sentado muy mal» porque conoce a gente que ha pasado por problemas y ha acudido a la citada capilla. «Han hecho una barbaridad, la verdad», ha ahondado este alumno que piensa que los responsables deberían tener «un castigo» por su acción y tendrían que respetar las convicciones de los demás.

Otro alumno ha insistido en esa idea y piensa que uno puede defender sus ideas «pero no destruir el patrimonio público». «Cada uno tiene sus ideas y son todas igual de válidas, hay formas de hacerlo mucho más tranquilas y no ofendes las ideas de otros», ha señalado otro alumno. «Es una falta de respeto», ha opinado otro de los estudiantes de la UAM quien insta a «no actuar de esta manera» y defender las convicciones «desde el respeto».