Begoña Villacís e Ignacio Aguado, durante la manifestación del Orgullo Gay de 2018
Begoña Villacís e Ignacio Aguado, durante la manifestación del Orgullo Gay de 2018 - EFE

Arcópoli pide a Ciudadanos poner «una línea roja» a las exigencias de Vox sobre el colectivo LGTBI

Hasta el momento, se han producido 123 agresiones homófobas, datos muy similares a los del año pasado por estas fechas

MADRIDActualizado:

El presidente de Arcópoli y director del Observatorio Madrileño contra la Homofobia, Rubén López, ha cargado contra las peticiones de Vox que incluyen eliminar o modifical algunos artículos de Ley de Identidad Sexual o la Ley contra la LGTBIfobia.

Concretamente, la líder regional de Vox, Rocío Monasterio, pide derogar aquellos artículos que «atenten contra la libertad de los padres a educar a sus hijos según sus convicciones morales, como defiende el artículo 27.3 de la Constitución Española».

«El Observatorio es nuestro y yo soy el director. Hay 123 casos hasta el viernes pasado», ha declarado Rubén López. Los datos de las más de 100 agresiones son muy parecidos a los del año pasado por estas mismas fechas.

«Las condiciones de Vox eran lo esperable dentro de un partido que hace bandera de su homofobia. La ley LGTB y la Ley Trans son herramientas imprescindibles en nuestra lucha diaria contra los incidentes de odio por LGTBfobia. Querer cambiarlos es querer dejar impune la discriminación», asegura.

Es por ello que confían en que «Ciudadanos, que fue ponente de la ley LGTB, que la desarrolló con Arcópoli artículo a artículo, ponga una línea roja clara en esto. Lo contrario sería una traición a su espírituo liberal».

Banderas de orgullo

Es el segundo día del Orgullo Gay Madrid 2019 y las celebraciones ya han comenzado. La fiesta concluirá el próximo 7 de julio. El nuevo alcalde de Madrid aseguró que mantendría la tradición de colocar la bandera gay en la fachada del Consistorio: «Por supuesto que vamos a colgar en el Ayuntamiento de Madrid la bandera LGTBI, como todos los años. Esta cuestión no es objeto de debate», afirmó con rotundidad. En efecto, lleva colgada desde ayer, cuando dio comienzo el Orgullo en la capital. La interpelación de Almeida posiblemente estuviera relacionada con el mensaje que lanzó Vox durante la campaña de llevarse estos actos a la Casa de Campo.

Sin embargo, antes que la bandera arcoíris, fue bandera de España la que ha ondeado sobre la fachada del antiguo palacio de Telecomunicaciones. La rojigualda se colgó ayer en el lateral izquierdo para reivindicar la unidad nacional. «Ahora que en otros ayuntamientos, como el de Ada Colau, se cuelgan símbolos que dividen, que ofenden, que insultan y que hacen apología del golpismo, se hace muy necesario reivindicar la bandera nacional y los valores que representa de unidad, concordia entre españoles y respeto a nuestra Constitución, garante de nuestras libertades y derechos», dijeron desde el Consistorio.

Tanto el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, como la vicealcaldesa, Begoña Villacís, han negado que la colocación de una bandera de España en la fachada de Cibeles un día antes de desplegar la LGTBI sea una concesión a Vox. También rechazan que la enseña arcoíris haya sido relegada al quedar situada en el lateral izquierdo de la fachada.

«Situamos al Orgullo en sus justos términos, la ausencia de politización y el intento de secuestro por parte de la izquierda», ha apuntado Almeida. Por su parte, Villacís ha indicado que «no debería ser noticia que se cuelgue una bandera de España y otra arcoíris, porque resumen muy bien lo que es España».