MADRID

«Con la Ley antitabaco hay ruido a todas horas»

Los vecinos denuncian un repunte de la contaminación acústica tras el primer fin de semana de veda para los cigarros en el pub

MADRID Actualizado:

En el madrileño barrio de Malasaña, el nivel de ruido se había reducido desde la entrada en vigor de la llamada «Ley antibotellón», con la que las aglomeraciones nocturnas de jóvenes en la plaza Dos de Mayo decrecieron notablemente. Sin embargo, la nueva Ley antitabaco ha hecho rebrotar viejas protestas entre los vecinos, especialmente en las calles San Vicente Ferrer y la Palma, donde se concentran un buen número de locales de fiesta.

«Estos días vuelve a escucharse más alboroto, porque la gente está en la calle fumando y pega gritos. Antes el ruido se concentraba a la hora de cierre de locales, pero ahora con gente entrando y saliendo hay ruido a todas horas», comenta una vecina de la calle de la Palma. «Afortunadamente, yo aislé las ventanas de mi casa hace tiempo por el problema del ruido y no lo sufro como otros», replica otra señora que sale del portal contiguo.