Íñigo Errejón y Ramón Espinar, en un acto en la sede de Podemos
Íñigo Errejón y Ramón Espinar, en un acto en la sede de Podemos - GUILLERMO NAVARRO

Anticapitalistas denuncian «pacto de despachos» entre Errejón y Espinar para «repartirse puestos»

No hay debate sobre los nombramientos y el Consejo Ciudadano Autonómico de Podemos lleva siete meses sin hacer una reunión ordinaria, denuncian

MADRIDActualizado:

La corriente Anticapitalista ha criticado la inactividad del Consejo Ciudadano Autonómico de Podemos, que lleva siete meses sin tener una reunión ordinaria, así como la falta de debate sobre los últimos nombramientos de la dirección del grupo parlamentario en la Asamblea y del equipo negociador con otras organizaciones para elaborar la lista definitiva para las elecciones autonómicas de 2019, que se han hecho por votación telemática.

En un comunicado, los consejeros autonómicos agrupados en Anticapitalistas han estimado que «la práctica disolución de este órgano -el Consejo Ciudadano Autonómico de Podemos- está impidiendo que se hable sobre el programa a presentar en 2019, el tipo de candidatura y la forma de elaborarla en conjunto con organizaciones como IU y Equo».

Para esta corriente, las últimas decisiones ratificadas de forma telemática han sido «fruto de un pacto entre las corrientes de Ramón Espinar e Iñigo Errejón, que se han repartido los puestos a partes incumpliendo, en el caso de la comisión que elaborará la lista definitiva, el documento de feminismo de Vista Alegre II por no ser paritaria (cuatro hombres y dos mujeres)».

Anticapitalistas ha reclamado «un debate abierto en el órgano y en la sociedad madrileña sobre el programa y el proyecto político de la candidatura liderada por Íñigo Errejón y Ramón Espinar, que aún no se conoce, y sobre la forma en que se realizará la confluencia con otras organizaciones».

«Todo indica que tanto el programa como la lista se decidirán en un pacto de despacho entre las diferentes corrientes y organizaciones», han señalado los consejeros de Anticapitalistas.

Esta corriente ha reivindicado que este proceso «vaya mucho más allá» de una coalición cerrada de partidos y que se abra a la ciudadanía el debate y la decisión tanto sobre el programa, que, desde su punto de vista, «debería ser netamente rupturista», como sobre la elaboración de la lista, que debería hacerse mediante «primarias abiertas, conjuntas y proporcionales».

Han recordado asimismo que el Documento de Estrategia Política vigente aprobado en la Asamblea Ciudadana Autonómica de 2016 establece que el procedimiento debería ser éste y no una coalición de partidos por arriba. «Solo así se podrá forjar una unidad popular que sea capaz de ganar al PP y Ciudadanos y superar al PSOE», han asegurado.