Levy, con Martínez-Almeida (izquieda) y García Escudero (derecha)
Levy, con Martínez-Almeida (izquieda) y García Escudero (derecha) - DE SAN BERNARDO

Andrea Levy se estrena como «número 2» de Almeida en Madrid

La política catalana deja el Parlament para reforzar la lista del PP, como adelantó ABC

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Después de tres meses de «sí pero no», como adelantó en enero ABC, Andrea Levy Soler (Barcelona, 1984) será la número dos del Partido Popular en la lista para el Ayuntamiento de Madrid. Hoy, se «oficializará» su candidatura en un acto que aglutinará a pesos pesados en La Nave (antigua fábrica Boetticher), la instalación municipal estrella del distrito de Villaverde. Compartirá cartel con Pío García Escudero, presidente del PP regional y cabeza de lista para el Senado por Madrid; el aspirante a la Alcaldía de la capital, José Luis Martínez-Almeida, y la de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso. Será un acto con los interventores y apoderados del partido para las elecciones generales del 28 de abril.

La elección de Levy para los comicios locales del 26-M supone su abandono de la política regional catalana, en cuyo parlamento es diputada. La situación de franca debilidad del partido en esa comunidad (donde apenas tiene cuatro escaños), razones de índole personal y el hecho de que su figura (es vicesecretaria general de Estudios y Programas desde 2015 a nivel nacional) sea de las más reconocibles a nivel estatal han desembocado en esta decisión. que quizá sea el principal lastre para Martínez-Almeida, un hombre, sin embargo, con una gran preparación (es abogado del Estado), con dotes para la oratoria demostradas en el Pleno de Cibeles y que, además, lleva dos años pateándose Madrid desde que tomara las riendas del grupo municipal tras la renuncia de Esperanza Aguirre, en abril de 2017.

Del círculo de Casado

Tampoco hay que perder de vista que Levy es una de las personas del círculo de confianza del presidente nacional del partido, Pablo Casado. Es, según fuentes consultadas, una de las apuestas de la cuota que corresponde a la planta séptima de Génova en la confección de las listas. Los otros dos tercios los proponen la planta primera (el PP de Madrid) y el propio aspirante, Almeida. La política catalana, de cualquier modo, es una figura de consenso, que gusta prácticamente en todas las «familias» del PP y que puede insuflar aires de renovación (por su juventud) pero también de unidad interna, por su pertenencia al «aparato».

Existe otro detalle importante. Andrea Levy Soler concurrirá también a la lista por Madrid al Congreso de los Diputados en el sexto puesto, por lo que tiene los dos escaños asegurados. La legislación actual permite compatibilizar ambos cargos. Desde algún sector del PP regional sí que se pusieron algunos «peros» en ese sentido; aunque no es el caso de Díaz Ayuso, sí que es verdad que la candidata a la Asamblea ha propuesto que los alcaldes no puedan ser diputados regionales. Un ejemplo es lo que ha ocurrido con David Pérez: no repetirá como regidor de Alcorcón, la mayor ciudad gobernada por el PP en la actualidad en la Comunidad de Madrid, pero será su segundo a la Asamblea.

La imagen de frescura de la joven política catalana, azote del independentismo, también pretende servir de contrapunto a la de la aspirante de Ciudadanos a Cibeles, Begoña Villacís. La aspirante naranja ha visto mermada su popularidad en los últimos tiempos, como se viene viendo reflejado en las recientes encuestas; algo que ha coincididocon las informaciones publicadas por este periódico sobre la sociedad que mantenía con su marido y gracias a la cual se ha ahorrado buena parte del pago de impuestos. Y eso que se la daba como posible alcaldesa en caso de una coalición entre su partido y los populares, y con el apoyo de Vox.