La banda Anaut
La banda Anaut - ABC

Anaut: «Entrar en el club del Café Central es un subidón»

La banda actúa cuatro noches en su mítico escenario, desde hoy hasta el domingo

MADRIDActualizado:

La primera vez que Alberto Anaut asistió a un concierto en el Café Central tenía solo doce años, pero recuerda perfectamente la atmósfera mágica que descubrió aquella velada. «Tocaba el baterista Noah Shaye, lo que no recuerdo tan bien es quién era el solista, tiene gracia», comenta el líder de Anaut, portentosa a la par que elegante banda de ascendencia rythm’n’blues, pero en la que cabe una amalgama estilística que va del soul al rock, pasando, por qué no, por el pop. «Así es como podría resumirse lo que vamos a hacer en nuestro próximo disco, en el que va a haber más cambios. Estará grabado en formato trío, y las letras estarán cantadas en español», adelanta.

Antes de sumergirse en este trascendental cambio de etapa, Anaut tiene una de las citas más importantes de su carrera en el Café Central (Plaza del Ángel, 10). Un lugar que ya han visitado anteriormente (la última, en un homenaje a Otis Redding), pero del que no habían tenido «el honor y la responsabilidad» de adueñarse durante cuatro días (desde hoy hasta el domingo a las 21 horas, de 18 a 22 euros), como han hecho tantas figuras del jazz y el blues internacional. «Entrar a formar parte de ese club es un subidón», dice Alberto. «Te diría que vamos a intentar que cada noche sea diferente, única y especial. Pero eso no tiene sentido tratándose del Café Central. Allí, es imposible que eso no pase de forma natural».

Cumpleaños feliz

Estos conciertos también servirán para celebrar el cumpleaños de su tercer disco, publicado por estas fechas en 2018. Producido por los propios Anaut, y grabado entre Estudio Uno, Casanova Keyboard Studio, CasAlberto y Funkameba, «Hello There» fue masterizado en Vault Mastering Studios (Phoenix, Arizona), por Nathan James, quien ha trabajado con artistas tan importantes como Sting o Aretha Franklin. El resultado es, evidentemente, espectacular, pero además incluye un giro estilístico que Alberto llevaba tiempo pergeñando. «Se abre más hacia el rock americano, lo cual ha descolocado a algunos. Culpa vuestra –bromea, señalando a la prensa– por querer encasillarnos en eso que llaman “música negra”, o como decían en los Estados Unidos en la época de la segregación, “música racial”. Etiquetas que allí han desparecido por completo, pero que por alguna extraña razón, aquí se siguen utilizando».

Para su cita cuádruple con el mítico escenario del Central (aunque en realidad los conciertos serán ocho, ya que habrá dos pases por noche), Anaut han planteado «un repertorio con varias opciones, y según vayan funcionando lo iremos puliendo, quitando y poniendo temas. Además, contaremos con algunos invitados, amigos de la escena de Madrid que son muy buenos músicos». Además, aprovechando la magia del Café Central, desempolvarán viejas canciones de sus dos primeros discos, «temas que no tocábamos, pero que sabemos que en un lugar como el Central van a sonar como nunca. Allí ocurren cosas que no pueden pasar en nin.