José Luis Martínez-Almeida y Javier Ortega Smith
José Luis Martínez-Almeida y Javier Ortega Smith - Ángel de Antonio

El PP logra cerrar «in extremis» su acuerdo con Vox para que Almeida sea el nuevo alcalde

Las negociaciones se han llevado a cabo de madrugada en los alrededores de Génova. La formación de Abascal ha aceptado al final cargos en los distritos

MadridActualizado:

El Partido Popular ha conseguido cerrar en el tiempo de descuento su acuerdo de gobierno con Vox para conseguir que José Luis Martínez-Almeida sea el nuevo alcalde de la ciudad. Según informan fuentes de la gestión, tras varias horas de reuniones en el entorno de la calle Génova entre los capitanes de las negociaciones, Teo García Egea (PP) e Iván Espinosa de los Monteros (Vox), la formación de Abascal no va a ser un problema para lograr un gobierno de centro-derecha en la capital.

A las 3.30 de la madrugada, el Espinosa comunicaba el consenso a través de Twitter: «Pues finalmente parece que hay acuerdo».

Casi a la par lo publicaba García Egea en la misma red social: «Hay acuerdo. En unas horas tendremos gobiernos por la libertad de toda España».

Vox ha aceptado finalmente la oferta de los populares de obtener cargos de poder en las concejalías de distrito y como concejales delegados. Su pulso de madrugada se mantenía en entrar en el Gobierno madrileño a través de áreas.

Almeida y Villacís trasladaron anoche que en su contrato se ha firmado que no habrá miembros de Vox en el Ejecutivo municipal, una premisa que ponía en riesgo la investidura de Almeida. Este viernes, el portavoz de las siglas verdes, Espinosa de los Monteros, amenazó con no apoyar a sus potenciales aliados si se les ninguneaba. «Serán responsables de que gobierne la izquierda», trató de derivar. Su plan B pasaba por presentar una moción de censura a Carmena tras alzarse con el bastón de mando, una vía que dificultaba cualquier gobierno en la ciudad y que necesita un dilatado trámite de nuevas negociaciones para poder fraguarse.

A las once commienza la sesión para la constitución de la nueva Corporación madrileña. Todo hace apuntar que no habrá sorpresas que den un vuelco a la votación en secreto. Tanto los 11 ediles de Ciudadanos como los 4 de Vox meterán el nombre de Almeida (15 escaños) en la urna.