Fotografía tomada por Rufián con Alfon el pasado 16 de marzo - ABC / Vea en el vídeo cómo se entregó a la Policía «Alfon»

Alfon, el «héroe» de los explosivos de la izquierda radical, en la calle

El ultraizquierdista tiene antecedentes por llevar una bomba, agresión sexual, atacar a policías y drogas

MADRIDActualizado:

Alfonso Fernández Ortega, más conocido como «Alfon», de 28 años, ya está en libertad. Tratado como «héroe» de la causa «antifascista» por partidos como Podemos, IU e Izquierda Castellana, el brazo político de la Coordinadora 25-S, este «bukanero» fue condenado a cuatro años de prisión por tenencia de explosivos y dos años más, explican fuentes policiales, por agredir a dos policías en su barrio, Vallecas. Tras cumplir tres cuartas partes de la condena, ya está en la calle y reside en la provincia de Barcelona.

Recientemente, además, se ha encontrado en Cataluña con el portavoz adjunto de Esquerra Republicana en el Congreso de los Diputados, Gabriel Rufián, quien publicó hace cinco días una foto con Alfon y el siguiente texto: «Aquí, con un amigo». El «tuit» es del 16 de marzo, sábado, a medianoche, jornada de la marcha independentista por Madrid. En la imagen, Rufián luce una chapa en favor de los políticos presos del «procés».

Fernández Ortega fue detenido a primera hora de la mañana del día de la huelga general del 14 de noviembre de 2012, en Vallecas. Portaba una mochila con explosivos que iba a colocar en un banco y que, según el informe del Tedax (ratificado por la sentencia del Tribunal Supremo), tenía capacidad de matar. Su perfil se acercaba al de un terrorista. De hecho, pasó 56 días en prisión preventiva con fichero FIES. Pese a ello, numerosos concejales de Ahora Madrid, sobre todo de Podemos, y el líder nacional de IU, Alberto Garzón, enaltecieron su figura.

Además, fue condenado a otros dos años de prisión por una agresión a dos policías nacionales en un control al vehículo en el que circulaba con parte de su familia. La ejecutoria de los seis años comenzó en junio de 2015 (tras ser arrestado cuando se escondía en la parroquia de San Carlos Borromeo, en Entrevías, y pese a las presiones de decenas de ultras que allí se atrincheraron); tras cumplir menos de los tres cuartos de la condena, ha salido de prisión.

Su carrera delictiva comenzó cuando apenas tenía 17 años. El 13 de agosto de 2009, fue detenido en Cádiz tras insultos machistas a cuatro chicas («putas, lesbianas, mi hermana de 13 años es más mujer que vosotras»), robar un teléfono móvil y romper un sujetador a una de ellas, sobre la que se le impuso una orden de alejamiento. El 26 de abril de 2010, fue arrestado en Puerto de Almansa con metanfetaminas con las que pretendía traficar. Le cayeron dos años.El 19 de junio de 2012, tuvo el encontronazo con los policías en el control de Vallecas.

A finales de verano, pidió el traslado a una prisión catalana (vivió en Lloret de Mar), puesto que su pareja reside allí.