Dadiv Pérez, alcalde de Alcorcón
Dadiv Pérez, alcalde de Alcorcón - ABC

El alcalde de Alcorcón, desautorizado por el Gobierno y el PP por su crítica a Ada Colau

También el portavoz del Gobierno, el ministro Méndez de Vigo, alabó la actuación de las autoridades y censuró a quienes «quieran hacer bromas; se equivocan»

MADRIDActualizado:

El PP de Madrid y el portavoz del Gobierno de la Nación desautorizaron este miércoles al alcalde de Alcorcón, el popular David Pérez, que el martes había manifestado vía twitter su crítica a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, por no haber autorizado la instalación de bolardos en las Ramblas, lo que había «allanado el recorrido» a los terroristas, dijo.

Sus palabras levantaron una auténtica riada de quejas y protestas en las redes sociales por parte de otros partidos políticos, y no cayeron tampoco muy bien en su propio partido, a juzgar por la reacción que tuvo. De hecho, no habían pasado aún 24 horas desde que lanzó ese mensaje, cuando llegó la respuesta oficial del PP en forma de comunicado de la dirección madrileña de la formación, que dirige Cristina Cifuentes.

En ese comunicado, el PP de Madrid señalaba que «no comparte» las declaraciones de David Pérez sobre Ada Colau, y además añadía que esas palabras «no representan la postura oficial de nuestra formación». De hecho, desde este partido reiteraron «su solidaridad con el Ayuntamiento de Barcelona y con todos los vecinos de la Ciudad Condal ante el brutal atentado terrorista del pasado jueves».

«Reafirmamos nuestra convicción de que los partidos políticos debemos permanecer unidos frente al terror, y que nuestros únicos enemigos son los terroristas», indicaba también el comunicado, donde aseguraba que el PP de Madrid «trabajará siempre para generar consensos que nos permitan ser más eficaces en la lucha contra el terrorismo, desde la profunda convicción de que unidos somos más fuertes».

«Quien quiera hacer bromas, creo que se equivoca», dijo el miércoles el portavoz del Gobierno

A media mañana del miércoles, al alcalde de Alcorcón le llegó un nuevo rapapolvos, esta vez por boca del ministro portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, para quien el comportamiento de las autoridades durante y después del atentado había sido ejemplar y se mostraba «orgulloso de ser español por la reacción social», añadiendo a renglón seguido: «Quien no lo entienda así y quiera hacer bromas, creo que se equivoca».

No es la primera vez que David Pérez se ve envuelto en una polémica por unas declaraciones. Hace unos meses, sufrió fortísimas críticas y se pidió, como ahora ha ocurrido, su dimisión tras escucharle en una grabación de hace casi un año en la que se refería a las feministas como «mujeres amargadas y fracasadas». David Pérez indicó entonces, y lo reitera ahora, que todo se debe a una campaña contra él orquestada desde la izquierda más extrema.