El alcalde de Alcalá (PSOE) agota los recursos y se sentará en el banquillo por prevaricación

La Audiencia Provincial rechaza el último escrito de Rodríguez Palacios. El código ético del partido le obliga a dimitir

MadridActualizado:

El alcalde de Alcalá de Henares ha agotado la última bala para evitar sentarse en el banquillo de los acusados. La Audiencia Provincial de Madrid, en un auto fechado el pasado 28 de enero, ha rechazado el recurso de Javier Rodríguez Palacios (PSOE), que será juzgado por prevaricación administrativa y por un delito contra el ejercicio de los derechos cívicos. Una vez procesado por la jueza de instrucción, tras convocar un pleno por la vía de urgencia sin justificar, este trámite pendiente era una de las excusas del partido para no cumplir con su propio código ético, habida cuenta de que este obliga a dimitir en la apertura del juicio oral para casos de corrupción.

Rodríguez, también presidente del Comité de Ética del PSOE-M, presentó dos escritos para eludir el juicio: uno de reforma, contra lo dictado por el juzgado de Instrucción número 6 de la localidad, y otro subsidiario de apelación, ante la Audiencia Provincial. En el primer caso, la magistrada no solo indicó la existencia de «elementos suficientes para determinar los hechos punibles», sino que le negó el trato exclusivo que pedía por su condición de político. Ahora, la sección número 15 de la Audiencia señala que «no es procedente dar lugar al recurso», ya que las alegaciones planteadas no encajan en esta fase del proceso. Este argumento, de hecho, ya fue empleado por la jueza de instrucción.

Como ha venido informando ABC, Rodríguez Palacios se sentará en el banquillo por convocar un pleno de presupuestos por la vía de urgencia y sin justificar, presuntamente a sabiendas de que dos ediles de la oposición no podían acudir. El alcalde programó la sesión el 9 de junio para solo 24 horas después, una fecha en la que ni el portavoz del PP, Víctor Chacón –quien presentó la querella–, ni la responsable de Economía, Emma Castelló, estaban operativos; Chacón estaba de luna de miel y Castelló en una visita académica a la Universidad de Stanford (EE.UU). Ambos, sin embargo, sí podían ir solo tres días después.

Nuevo abogado

Tras la negativa, el siguiente paso es que la Audiencia Provincial marque la fecha del juicio, que será en un plazo de entre tres y seis meses, en plena campaña electoral o inmediatamente después de celebrarse los comicios. La cita del 26-M, precisamente, es la mayor preocupación de Rodríguez. Tanto, que ha cambiado su defensa y ha contratado como abogado a Esteban Mestre, experto en grandes causas de corrupción y letrado, por ejemplo, de Ignacio González (caso Lezo), Virgilio Zapatero (tarjetas Black) o José Ramón Blanco Balín (Gürtel).

El caso también complica sobremanera el futuro del PSOE-M, que en los últimos meses ha hecho juegos de malabares para no forzar la dimisión del regidor. Tras negar que la prevaricación fuese corrupción –pese a que el CGPJ considera lo contrario–, el partido se escudó en este recurso para ganar tiempo. Tal es la improvisación, que el secretario general, José Manuel Franco, cambió de opinión sobre qué hacer con Rodríguez en solo 24 horas.

El apartado 427 de los estatutos establece que la apertura del juicio oral ha de referirse a delitos ligados a corrupción, violencia de género, acoso o discriminación, contra la libertad e indemnidad sexual, torturas, contra la integridad moral y delitos graves.