Aguirre mantiene en su lista a la mitad de los diputados regionales del PP

ABC
Actualizado:

MADRID. La mitad de los parlamentarios regionales con los que cuenta el Partido Popular en la Asamblea de Madrid figuran en los puestos de salida (los 60 primeros números) en la candidatura con la que Esperanza Aguirre se presenta a la presidencia de la Comunidad de Madrid. Además, cuatro alcaldes, cinco concejales del Ayuntamiento de la capital y tres consejeros del gobierno regional de Alberto Ruiz Gallardón componen el grueso de la lista que la candidata a la presidencia del gobierno regional presentó ayer en el transcurso de un almuerzo parlamentario con periodistas.

Aguirre destacó la presencia de mujeres en su candidatura, ya que representan el 41,6 por ciento de los puestos de salida (es decir, los 60 que tienen posibilidad de conseguir escaño) y más del 50 por ciento entre los 111 nombres que la componen.

Con la pretensión de que en la lista convivan experiencia y renovación, la candidata popular ha contado también con jóvenes provenientes de Nuevas Generaciones (Borja Sarasola), con una candidata independiente (Isabel Martínez Cubells) con el hijo del presidente del Tribunal Constitucional (Federico Jiménez de Parga), con el jefe de la Oficina de Turismo de Nueva York (Álvaro Renedo), con un abogado del Consejo Superior de Deportes (Jacobo Beltrán) y con responsables políticos de las administraciones central, autonómica y municipal.

Aguirre propone en su candidatura a cuatro consejeros del equipo de Ruiz-Gallardón. Se trata de Luis Eduardo Cortés (Obras Públicas, Urbanismo y Transportes), José Ignacio Echániz (Sanidad) y Luis Peral (Trabajo).

Concejales de Manzano

Entre los 35 primeros puestos de la lista se sitúan, además, cinco concejales del equipo de José María Álvarez del Manzano: Beatriz Elorriaga, Alberto López Viejo, Fernando Martínez Vidal, Elena Utrilla y Carmen Rodríguez Flores.

También cuatro alcaldes de municipios de Madrid figuran entre los puestos citados: Francisco José Granados, regidor de Valdemoro; Luis Partida, de Villanueva de la Cañada; José María de Federico, de Colmenar Viejo, y Begoña García Martín, de Santa María de la Alameda.

Por su parte, de la Administración estatal se incorporan -además del número tres, Juan José Güemes- Paloma Martín, asesora del Ministerio de Administraciones Públicas, y Carlos Clemente, del gabinete del Ministerio de Justicia.

Otros consejeros de Gallardón, como Carlos Mayor Oreja, de Educación, o Luis Blázquez, de Economía, no figuran en ninguna lista.

La candidata a la presidencia del gobierno regional aseguró que a lo que aspira es a «configurar una mayoría de madrileños en torno a la moderación». Este extremo es, en su opinión, lo que le va a dar el triunfo en las elecciones del 25 de mayo. «Los ciudadanos de Madrid no quieren insultos y desestabilización, sino moderación, honradez y eficacia, y eso es lo que les ofrecemos», añadió.

Por otra parte, y con el objetivo de presentar «in situ» el proyecto Redsur -un plan de carreteras que interconectará autovías y radiales proyectadas en la zona sur de la región-, Aguirre visitó ayer los muncipios de Torrejón de Velasco, Torrejón de la Calzada, Cubas de la Sagra y Griñón.

En este sentido, calificó como «necesidad imperiosa» la construcción de una vía que sirva de alternativa entre la N-V (carretera de Extremadura) y la de Toledo.

Recordó, además, su compromiso de construir 81 kilómetros de carreteras -repartidos entre nueve tramos-, lo que supondrá una inversión de casi 300 millones de euros. Según dijo, Redsur «constituye la apuesta más ambiciosa» en cuestión de infraestructuras que pretende llevar a cabo la Comunidad de Madrid en la próxima legislatura en caso de que el PP gane los comicios autonómicos.

Aguirre destacó, además, su intención de impulsar las necesidades más apremiantes con las que cuentan los vecinos de estos municipios del sur, que se centran básicamente en infraestructuras y sanidad, dos de los pilares sobre los que la candidata popular quiere apoyar su campaña.