Miembros de Más Madrid retiran carteles de Podemos y pegan los suyos
Miembros de Más Madrid retiran carteles de Podemos y pegan los suyos

Afines a Errejón arrancan carteles de Podemos para pegar los suyos en Coslada

Un grupo de simpatizantes de Más Madrid colocó propaganda electoral encima de la del partido morado en las inmediaciones de la estación de Coslada Central

Elecciones Madrid 2019: últimas noticias sobre resultados, participación y sondeos en ABC

MadridActualizado:

La «batalla» entre Mas Madrid y Podemos se trasladó esta semana a las calles de Coslada con la habitual pegada de carteles. Simpatizantes de la nueva formación liderada por Manuela Carmena (Ayuntamiento) e Íñigo Errejón (Comunidad) arrancaron los anuncios de la formación morada, a plena luz del día y sin temor a que fueran descubiertos por los vecinos y paseantes. Tras despegar algunos de los anuncios y tirarlos a la basura, el grupo colocó su propaganda en las inmediaciones de la estación de Madrid Central.

Esta acción, sin embargo, no sería la primera que se hubiera llevado a cabo en la localidad. Según apuntan varios residentes, es habitual encontrar carteles en el suelo de distintas formaciones, en zonas donde las paredes están atestadas de propaganda electoral. Además de en la Comunidad de Madrid y la capital, Mas Madrid también busca obtener las alcaldías en municipios como Coslada, Fuenlabrada, Valdemoro y San Sebastián de los Reyes.

En otras localidades, en cambio, han otorgado su apoyo a Somos Aranjuez como la lista que les representa en esta localidad, reproduciendo así la alianza hecha con Ganar Móstoles (con la marca Más Madrid Ganar Móstoles) y con Leganés (Leganemos).

Podemos, por su parte, concurrirá en Coslada bajo su propia marca. La formación tomó esta decisión tras la disputa interna en el seno del partido que iba a ser su aliado, la Agrupación Republicana de Coslada (Arco).

Bronca en Alcorcón

La guerra de carteles entre Mas Madrid y Podemos trae a la memoria el polémico episodio vivido en Alcorcón durante la tradicional pegada de carteles que marcaba el inicio de la campaña. En aquel caso, los partidos implicados fueron el PP y el PSOE y se saldó con denuncias mutuas por supuestas agresiones.