Encuesta de Moovit

El 30% visita menos el centro desde la entrada en vigor de las restricciones de Madrid Central

Casi la mitad no ha cambiado su forma de moverse y el 40% ve el transporte público más saturado

MadridActualizado:

Hace tres meses que comenzó, en fase de pruebas, el área de Madrid Central, una medida con la que el gobierno de Manuela Carmena pretendía reducir la proporción de emisiones de gases contaminantes en la capital y cambiar la forma de moverse de los madrileños. Sin embargo, según una encuesta elaborada por Moovit y la consultora Pons Seguridad Vial a la que ha tenido acceso ABC, casi la mitad de los sondeados (47,4%) no ha cambiado sus hábitos a la hora de circular por la ciudad y casi un tercio (el 29,6%) ha optado por visitar menos el centro. Además, del total, el 17,2% reconoce que ahora usa más el transporte público y sólo el 5,5% ha usado más el taxi y las VTC o ha probado nuevas opciones como el carsharing, el motosharing o los patinetes eléctricos.

El estudio se ha realizado en una muestra poblacional de 2.385 personas, de las que un 73,5% no son residentes en el distrito de Centro y el 26,5% restante sí vive en el área prohibida para los vehículos sin etiquetas de la Dirección General de Tráfico. En cuanto al nivel de conocimiento, los sondeados consideran que en estos 95 días de prueba están mejor informados que antes en un 33%. No obstante, el 32,5% no creen que se hayan enterado mejor de la medida y el 34,5% cree que sabe lo mismo que antes de ponerse en marcha.

De todos ellos, el 51,4% todavía no ha notado ningún beneficio a raíz de la entrada en vigor de esta medida, que comenzará a imponer sanciones económicas de hasta 90 euros a los conductores que accedan sin autorización a partir del próximo 15 de marzo.

En segundo lugar, un 24,7% sí que destaca que es «más fácil caminar»; otro 12% tiene la percepción de que hay «menos contaminación» en el ambiente; sólo un 9,3% nota menos ruido; y, por último, el 2,6% restante cree que es «más fácil aparcar».

Por el contrario, el mayor inconveniente que destaca un 38,8% de los sondeados es que «el transporte público está más saturado». Casi un tercio del total (un 27,2%) «tarda más en desplazarse» y a un 8,3% le resulta «más complicado aparcar». Sin embargo, un cuarto de los sondeados (el 25,7%) no ve ningún inconveniente en la medida.

Con respecto a qué medio de transporte público utilizan con más frecuencia para ir al centro, el Metro es la opción más escogida por el 72,3%, seguido de los autobuses de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) con un 53,5%, y el tren de Cercanías con un 20,5%.

Un cuarto de los usuarios, proporción que coincide con el número de encuestados que son residentes, escogió la opción «a pie» como la forma en la que más se desplazan por el centro. Poco más de un 10% viaja en taxi o en VTC con bastante frecuencia y apenas un 3,7% utiliza habitualmente los vehículos de carsharing y un 2,7% prefiere usar Bicimad.

El 44% pondría un suspenso

Si tuvieran que poner una nota para evaluar la entrada en vigor de Madrid Central, para el 44,8% de los sondeados la nota elegida es un suspenso, de los que el 23% llega incluso calificarlo con un 0. El 4,7% le pondría un 1; el 6%, un 2; el 5,9%, un 3; y el 4,4%, un 4.

Por el contrario, entre los que aprueban la medida, un 13% la calificaría con un 10; el 8,3%, un 9; el 19% le daría un notable; el 5,3%, le daría un 6; y el 9,6% restante, le daría el aprobado raspado.