Pico del Teide
Pico del Teide - LUCIANO DE LA ROSA GUTIÉRREZ
LA RICA ESPAÑA

Teide: el techo de España es uno de los lugares más visitados del mundo

Representa una de las áreas de belleza natural e importancia estética más excepcionales tanto para la Unesco como para los millones de personas que acuden hasta Tenerife

Actualizado:

El Teide es el parque nacional más visitado en España: casi tres millones de personas acuden cada año a Tenerife para admirar la cima más alta de España (3.718 m) y Las Cañadas (planicies de color amarillo claro donde se acumula el material erosionado de los escarpes). No obstante, el espacio canario también se valora fuera de nuestras fronteras. De hecho, en 2014, el Teide se convirtió en uno de los diez parques nacionales que mayor número de viajeros recibió. En una lista donde había, sobre todo, lugares de Estados Unidos, como El Gran Cañón, y África, como el Serengeti, El Teide se erigió como el único representante europeo.

Los guanches (pueblo que habitaba las Islas Canarias antes de la conquista castellana) llamaban al Teide «Echeyde»: «morada de Guayota, el Maligno», explica el Organismo Autónomo de Parques Nacionales del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Tal y como se ha venido contando hasta ahora, Guayota secuestró al dios del Sol, Magec, y se lo llevó consigo al interior del Teide, provocando que la oscuridad se apoderara de Tenerife. Los guanches, preocupados, decidieron, entonces, pedir ayuda a Achamán, su ser supremo celeste, que consiguió derrotar al Maligno, sacar al Sol de su cautiverio y taponar la boca de Echeyde.

Para la organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) «la importancia del Teide estriba en que es una viva muestra de los procesos geológicos subyacentes a la evolución de las islas oceánicas». Desde 2007 el Teide forma parte del índice de Patrimonio Mundial de la Humanidad como «Bien Natural». No solo «representa fenómenos naturales o áreas de belleza natural e importancia estética excepcionales», sino que supone un «ejemplo eminentemente representativo de las grandes fases de la historia de la tierra».

Los aprovechamientos de que disfrutan los habitantes de los 13 municipios que se benefician del área de influencia sociocecómica de este Parque Nacional resultan muy variados. Desde la recogida de tierras y cenizas de colores en pequeña escala para confeccionar las tradicionales alfombras de la villa de La Orotava hasta la trashumancia con las colmenas a Las Cañadas para obtener la apreciada miel de retama del Teide.

Por último, Tenerife alberga innumerables especies de fauna y flora autóctonas y otras muchas que han encontrado en la isla y sus aguas el hábitat ideal. El murciélago orejudo canario, presente en el Teide, sin ir más lejos, es un endemismo tinerfeño especialmente amenazado como consecuencia del uso de insecticidas. Los introducidos muflón y conejo silvestre, sin embargo, representan una grave amenaza para la conservación de determinadas comunidades vegetales. Por ello, cada año se organizan campañas de control de ambas especies en el Parque; donde la jara de las Cañadas y el rosal del guanche se hallan en peligro de extinción; aunque sus poblaciones han sido reforzadas en los últimos años gracias a programas de recuperación que se realizan en el Teide, subraya el Organismo Autónomo de Parques Nacionales.

FIRMA: TONO BALAGUER
FIRMA: TONO BALAGUER