Captura del blog del ex ministro Jordi Sevilla
reparte a diestro y siniestro

Jordi Sevilla: «Si no se acuerdan pactos de Estado, nadie merece ganar las elecciones generales»

El ex ministro carga a la par contra «una oposición sin propuestas y un Gobierno deteriorado»

abc
| ep
madrid Actualizado:

Siempre nos quedará Jordi Sevilla. Es curioso lo que ocurre con el cuaderno de bitácora del ex ministro de Administraciones Públicas, seguido con más ahínco ahora que cuando se empezó a prodigar como «bloggero», siendo aún diputado socialista. Ahora se permite el uso de las redes sociales -sus seguidores en Twitter se cuentan por cientos- para proferir sus vaticinios de futuro o, como dicen algunos comentarios, para imponer la "voz de la cordura" frente al maremagno de acusaciones políticas en el que a menudo los ciudadanos nos perdemos. En su último artículo personal, Sevilla considera que ningún partido se merecerá ganar las próximas elecciones generales si antes no son capaces de alcanzar grandes pactos de Estado basados en el interés general y con el objetivo de hacer frente a "estas horas difíciles de España". Sevilla critica la deriva de los grandes partidos en las campañas electorales, donde se muestran "más interesados en señalar los problemas del otro que las bondades propias con el único objetivo de fidelizar el voto propio y desanimar el voto del adversario". Ante esto, el que fuera ministro en la primera legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero cree que la oposición debe convencer a los ciudadanos mediante argumentos y propuestas y no simplemente "esperar a que el Gobierno cometa errores y pierda". "Mi tesis es que si todo lo que haces desde la oposición es esperar el desgaste del Gobierno, incluso en momentos graves, y desde el gobierno te limitas a deteriorar a la oposición, entonces, no merece nadie ganar las elecciones -argumenta-. Ni el que hace ese tipo de oposición, ni el que está en un Gobierno deteriorado". En este punto, recuerda la actual situación de España con cuatro millones y medio de parados "y una grave crisis institucional derivada del Estado de las Autonomías a medio hacer, de la crisis de la Justicia, la educación o la competitividad".

Recuperar el interés general

"La última vez que estuvimos en una situación parecida, salimos adelante gracias a los Pactos de la Moncloa y al consenso sobre las reformas básicas de la convivencia que nos une", recuerda antes de defender la necesidad de "empujar" a las direcciones de los partidos políticos a "cambiar de comportamiento" para "recuperar" el interés general. "Si no se consigue algo así, empujando las reformas económicas, sociales e institucionales que están bloqueando nuestro avance como país y, con ello, el mayor bienestar colectivo posible, alguien ganará las próximas elecciones generales -insiste-. Pero no se lo merecerá, sea quien sea, porque no habrá hecho méritos para ellos sino que, simplemente, será percibido como menos malo que su adversario".