Proyecto Hombre en el Camino

E. P. G.

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Un total de 300 participantes de Proyecto Hombre procedentes de diferentes localidades gallegas y españolas celebraron las dos décadas de esta fundación de ayuda a la drogodependencia peregrinando a Santiago de Compostela, donde fueron recibidos por el conselleiro de Presidencia, Alfonso Rueda, y por el alcalde de la ciudad compostelana, Xosé Antonio Sánchez Bugallo. En la Plaza del Obradoiro, se celebró un acto de «acogida y recibimiento», en el que las distintas autoridades reconocieron el «gran e importante» trabajo que la entidad de ayuda a los drogodependientes realizó durante los últimos veinte largos años.

En esta línea, el responsable de Presidencia, Administraciones Públicas y Justicia, Alfonso Rueda, manifestó el compromiso del gobierno gallego con los «proyectos sólidos y efectivos» como Proyecto Hombre, «que con su labor marcó 20 años de lucha contra la droga». Asimismo, Rueda expresó su sincera admiración a las personas que integran esta fundación, «y que son un buen resumen de que con el esfuerzo se pueden alcanzar las metas». El director de la fundación Proyecto Hombre de Galicia, Ramón Gómez Crespo, aprovechó el acto de recibimiento para agradecer al Ayuntamiento de Santiago, también, su «importante compromiso con la entidad que dirige a lo largo de estos 20 años». Por su parte, Bugallo señaló que cuando la droga llegó a Galicia se encontró con «una sociedad inerte, una administración que no sabía cómo hacerle frente, y unas familias deformadas que no sabían a lo que se exponían; unas situaciones que se superaron con el apoyo de Proyecto Hombre, que organizó a las entidades y familias en la lucha contra la droga», apostilló rotundo.

Después de las palabras de las autoridades, los integrantes de la fundación participaron en una misa en la Catedral de Santiago, homilía que dio paso a una jornada de convivencia, la «Festa da Solidaridade», que se celebró en el Multiusos del Sar y en la que los participantes pudieron festejar con sus compañeros el veinteavo aniversario de la fundación de la que forman parte. «Es algo muy importante, porque todos los que aquí estamos sabemos del trabajo que ha supuesto durante todos estos años, y se trata de una tarea que la sociedad también reconoce», expuso uno de ellos. El 20 de agosto de 1984, el programa terapéutico-educativo Proyecto Hombre, abrió sus puertas en Madrid. A los pocos meses en San Sebastián, después en León, y consecutivamente los 28 programas abiertos en 1997.