Ponce, junto al autor del cartel de este año. - abc
FERIA TAURINA DE LA CORUÑA

Ponce, Alberti, Lorca y la fiesta de los toros

«Contra las acusaciones de supuesta barbarie, Enrique Ponce citó la frase de Federico García Lorca: "Los toros es la fiesta más culta que hay en el mundo"».

LA CORUÑA Actualizado:

Dentro de los actos programados para la Feria Taurina de La Coruña se ha celebrado la esperada conferencia del diestro Enrique Ponce y la entrega de los Premios de El Corte Inglés correspondientes a la Feria de 2009. En el Hotel María Pita de La Coruña, presentado por Pablo Portabales, se dio cita el diestro valenciano, que disertó sobre «El Arte y los Toros». Hay que decir que Ponce estuvo valiente y franco al llamar a las cosas por su nombre. Así: «La prohibición de los toros en Cataluña es un problema político que se concreta en una primera victoria parcial del nacionalismo catalán contra España».

Ponce glosó la relación de los Toros con las Bellas artes: la Música, la Escultura, la Poesía y la Literatura, en general, la Pintura, la Danza o el Teatro. Reseñó algunas de las obras maestras relacionadas con los toros de Goya, Picasso, García Lorca, Hemingway, Bizet, Benlliure, etc.

Pasó revista a la tradición de los toros en La Coruña y contó que el poeta Rafael Alberti se vistió de luces para hacer el paseíllo en 1927 en la Plaza de Pontevedra. Contra ciertas acusaciones de supuesta barbarie, citó la frase de Federico García Lorca: «Los toros es la fiesta más culta que hay en el mundo».

Para el torero valenciano, el toreo es un arte que ha evolucionado a la vez que el propio toro de lidia. Y que como cualquier otro arte se expresa con técnica. Pero como no existen dos toros iguales, dicha técnica ha de expresarse según la inspiración y el oficio. Sin casi pensarlo, pues el toro indica al torero experimentado lo que debe hacer en ese momento. Pero fundamentalmente de dos modos: consintiendo para dominar, más que enfadando al toro convenciéndole. Y torear a favor del toro, no en contra. No llevándolo por donde no quiere ir, según acuñada frase, sino a donde tú quieres que vaya.

Ponce explicó lo que cree que se puede hacer contra las amenazas a la Fiesta. Y las actitudes ante los antitaurinos, que clasificó en racionales e irracionales. Estrategias que tienen que ver con el enfoque cultural de la cuestión. El invitar a comprender a la juventud sus valores estéticos, culturales, y medio ambientales; así como defender la caracterización del torero como persona sensible.

El maestro lo logró sin duda entre el nutrido público pues, contra la propaganda caricaturesca nacionalista —hecha quizás a la imagen y semejanza de su propia indigencia moral, intelectual y estética—, el torero suele ser persona madura, valiente y con condiciones de artista. Ponce demostró ayer estas cualidades con su rara sencillez y su claridad de ideas. No es habitual que cualquier profesional ajeno a la oratoria o la cátedra pueda disertar con la lucidez, sencillez e inteligencia demostradas en el acto.

Enrique Ponce y su auxiliar, Antonio Tejero, recibieron sendos premios extraordinarios de El Corte Inglés de manos del alcalde, el concejal Carlos Garcés y altos directivos de la firma comercial.