MEDIO AMBIENTE

Hay percebes más allá de Galicia

Una cuarta especie de este crustáceo crece en los archipiélagos de Canarias, Cabo Verde, Madeira e Islas Salvajes

SANTIAGO Actualizado:

Tuvo que ser, precisamente, un grupo de científicos de la Universidad de Santiago de Compostela el que descubriera la existencia de una nueva especie de percebe, que se suma a las tres reconocidas hasta el momento del más suculento de los manjares de las costas gallegas. Tras recoger muestras desde la Bretaña francesa hasta el litoral del archipiélago portugués de Cabo Verde, los resultados de la investigación, el denominado «Proyecto Bancomac» ubican el hallazgo en estas islas africanas.

La labor detectivesca sobre la diversidad genética del percebe llevó al equipo de expertos del departamento de Bioquímica y Biología molecular de la USC a descubrir una nueva especie en el arco formado por las Azores, Canarias, Cabo Verde, Madeira y las Islas Salvajes, onjuntos de islas próximos a las costas africanas. Este nuevo artrópodo presenta características notablemente diferentes de las tres especies que se conocían hasta el momento: la canadiense (Pollicipes polymerus), la peruana (Pollicipes elegans), que se localizan en la costa este del Pacífico y la euroafricana (Pollicipes pollicipes), propia de aguas del océano Atlántico, que es la que enriquece la mesa gallega.

Diferencias morfológicas

«En este caso, además de la divergencia genética, existen diferencias desde el punto de vista morfológico», explic Javier Quintero, uno de los protagonistas del proyecto. as observaciones iniciales han sido ratificadas por el departamento de Zoología de la misma Universidad, concretamente por Eugenio Fernández Pulpeiro y Javier Souto, miembros ambos del Laboratorio de Invertebrados Marinos. La principal diferencia entre la nueva especie y el percebe gallego radica en que el caboverdiano presenta «un color más anaranjado en sus uñas, más oscuro en su pedúnculo, un aspecto distinto en sus escamas y ciertas particularidades en el aparato bucal», según han comunicado los científicos del proyecto. Por otra parte, los cálculos de Quinteiro conceden a esta nueva especie «una antigüedad de cinco millones de años, aunque sus poblaciones son más antiguas que las del resto de las europeas y las americanas».

Así, estamos ante la cuarta especie de uno de los crustáceos más típicos de la gastronomía gallega, y más caros, por su relativa escasez y, sobre todo, por la dificultad de su obtención, ya que los percebeiros deben recogerlos manualmente de las rocas de rías o acantilados.

Los investigadores de la Universidad compostelana han bautizado la nueva especie como «Pollicipes darwini» en honor a Charles Darwin. El naturalista inglés, gran estudioso de este crustáceo, desembarcó en Cabo Verde, pero «no reparó en esta nueva especie de percebe, probablemente debido a las similitudes con otras especies», explica Quinteiro. Además, el nuevo percebe fue descubierto en 2009, año en que se celebró el bicentenario de su muerte.