NARCOTRÁFICO

La Guardia Civil se incauta de 513 kilos de cocaína en Marín

Dos vecinos del Salnés han sido detenidos en el marco de la redada. La Policía no descarta nuevos arrestos en las próximas horas

P. ABET
SANTIAGO Actualizado:

Agentes del Instituto Armado intervenieron el pasado miércoles un alijo de 513 kilos de cocaína en un congelador situado en el puerto de Marín. Según fuentes oficiales, la droga estaba camuflada en unos cajones, entre varios kilos de pescado congelado. El buque en el que viajó la mercancía incautada había partido del puerto de Guayaquil (Ecuador) y estaba siendo objeto de una intensa labor de vigilancia desde hacía tres meses por parte de la Policía, en el marco de una operación antidroga coordinada por la titular del Juzgado de Instrucción Número 3 de Lugo, Estela San José.

Tras conocerse la noticia, la Guardia Civil detuvo a dos vecinos de la comarca del Salnés implicados, presuntamente, con el transporte de la cocaína hallada a bordo del mercante. Además, los investigadores no descartaron que en los próximos días se produzcan más detenciones, tanto en Lugo como en otros puntos de la provincia. A última hora de la tarde de ayer incluso se empezó a barajar la posibilidad de que los arrestos trascendiesen el ámbito de la Comunidad gallega y afectasen a otros puntos del territorio nacional.

Con ésta son tres ya las redadas de importancia que se han llevado a cabo en el puerto de Marín en lo que va de año. Además, tal y como confirmaron fuentes policiales, el anterior alijo decomisado compartía país de procedencia con este último, por lo que los transportes entre uno y otro punto están siendo cuidadosamente controlados. Los mismos investigadores apuntaron también que este tipo de maniobras por parte de los narcotraficantes responden a una nueva estrategia para introducir la droga en el país, tras la caída de los transportistas arousanos en la operación «Tabaiba». Por ello, los carteles sudamericanos optan ahora por esconder los paquetes entre otro tipo de mercancías.

Una vez decomisada la cocaína, los efectivos de la Guardia Civil que participaron en la redada remitieron una serie de muestras a los laboratorios de la Policía para que éstos determinen su pureza. En la operación participaron agentes de distintas unidades de la Policía Nacional así como personal de la Guardia Civil y de Vigilancia Aduanera. El delegado del Gobierno en Galicia, Antón Louro, afirmó que «espera que en los próximos días se obtenga el máximo esclarecimiento de lo sucedido con el alijo y de sus responsables». Louro también subrayó que la operación «sigue en marcha», por lo que es posible que salgan a la luz nuevos datos conforme avance la investigación.

Práctica habitual

Por el momento, el contenedor donde aparecieron los paquetes de cocaína permanece precintado en la terminal de descarga de fruta del puerto pontevedrés, junto a la dársena pesquera. Por su parte, el mercante que transportaba el alijo ya ha abandonado el puerto, cumpliendo con el dictamen policial.

Hace un mes, una juez de Vigo envió a prisión a cuatro miembros de una red de tráfico de cocaína que operaban a gran escala gracias al transporte en contenedores marítimos. Esta práctica —cada día más habitual según los expertos en tráfico de drogas— también está detrás del mayor alijo interceptados en Galicia en los últimos tiempos. En este caso, la Guardia Civil se incautó de 800 kilos de cocaína en el puerto de Marín. Medio centenar de personas, entre las que figuran dos abogados vigueses y un guardia civil fueron procesadas.