CULTURA

Compostela convierte sus calles en museo

«La Ciudad Interpretada», proyecto expositivo enmarcado en la programación del Xacobeo, mostrará hasta el 28 de noviembre las intervenciones artísticas de nueve creadores de diferentes nacionalidades, a los que se les ha encargado la misión de convertir la capital gallega en un museo temporal y un espacio de reflexión y estimulo al espectador

SANTIAGO Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Los rumanos Mircea Cantor y Daniel Knorr; la pareja holandesa Lonnie van Brummelen & Siebren de Haana; la francesa Latifa Echakhch; el austríaco Andreas Fogarasi; el gallego Rubén Santiago; el alemán Florian Slotawa y el neozelandés Michael Stevenson han tomado la capital compostelana para convertir sus lugares más emblemáticos en un museo itinerante en el marco del proyecto expositivo «La ciudad Interpretada», incluido en el programa diseñado por el Xacobeo para este 2010, fruto de la colaboración de la Concejalía de Cultura y el Centro Gallego de Arte Contemporánea. Dos meses en los que estos nueve creadores toman protagonismo con el único objetivo de hacer partícipe al espectador de su presencia activa en la ciudad. Se trata en definitiva de demostrar que la obra que se sitúa en un espacio público puede ser estimulante, «rehabilitando los valores asociados al marco en el que se desarrolla, con propuestas inéditas», tal y como asegura el comisario de la muestra Pablo Fanego.

Las obras que hasta el próximo 28 de noviembre se mantendrán expuestas, y que vienen a dar continuidad a una iniciativa que nace en 2006 alrededor del binomio arte y espacio público cuando ocho artistas internacionales hicieron de Santiago el escenario de sus trabajos, vuelven a reflexionar sobre tópicos urbanos como la historia, la cultura y aspectos sobre la geografía urbana, la sociedad y el turismo. Así, los actuales toman el legado de los primeros, Jorge Barbi, Germaine Kruip, Carme Nogueira, Nathan Coley, Apolonija Sustersic, Roman Ondák, Hans Schabus y André Guedes, y han hecho del Museo de las Peregrinacións, el propio Centro Gallego de Arte Contemporánea, las plazas de la ciudad, la Alameda y la Facultade de Ciencias Económicas y Empresariales su propia interpretación.

«Embed and the shadow of the horse», son los ensayos fílmicos elegidos por los holandeses Lonnie van Brummelen & Siebren de Haan para el Museo de las Peregrinaciones, donde examinan la intersección de la estética con cuestiones políticas, económicas y culturales. Con Santiago Matamoros, la visión del Apóstol, como punto de partida, la obra explora una serie de tapices del siglo XVI que conmemoran la conquista de Tunisia por el emperador Carlos. Mientras, en el CGAC, el gallego Rubén Santiago presenta su obra «Cálculo» basado en dos ámbitos diferenciados pero interconectados con la red de canalización de aguas y el espacio del soto del Centro Gallego de Arte Contemporánea, a raíz de la materialidad del edificio diseñado por Álvaro Siza y la historia de su entorno.

Ya en la Plaza de Irmáns Gómez, el artista rumano Mircea Cantor presenta Which Light Kills You?, una obra que se caracteriza por la reflexión sobre el progreso, la hospitalidad, el desarraigo o la búsqueda de una experiencia espiritual; y en la Plaza de San Martiño Pinario Latifa Echakhch sorprende con Stoning, haciendo referencia a la lapidación en una intervención que consiste en un conjunto de piezas lanzadas de una manera aparentemente arbitraria sobre el pavimento.

Por su parte, Andreas Fogarasi llega a Santiago con su intervención Building, Desmantling, en la que investiga los mecanismos por los que la arquitectura y el espacio público son construidos al mismo tiempo como lugares para la vida cotidiana y como dominios definidos por la confluencia de un hartazgo de intereses.

La Ciudad Interpretada también estará presente en la Plaza del Toural, donde Daniel Knorr expone su obra Zoom in, Zoom out, una doble secuencia fotográfica que desde el espacio exterior se acerca progresivamente al enclave de la ciudad elegido para su intervención. Mientras que Florian Slotawa presenta en la Zona C, en la calle de Sano Domingos de Bonaval, Studio Box, una estructura cúbica que posicionó de diversas maneras, encajada en las dimensiones de su estudio.

Por último, la obra de Slotawa habla del quehacer artístico y de su autonomía, con un nuevo significado ligado a Compostela; y Michael Stevenson, en el campus universitario presenta «A question of how things behave», una obra compleja con la que intenta explicar, entre otros muchos conceptos, el funcionamiento de las estructuras de estímulo en la distribución social de recursos o el auge inmobiliario.

ELENA PÉREZ