La Xunta pone condiciones a su apoyo a la estación intermodal

Acusa al Ministerio de Fomento de dejarla al margen en el proceso de definición del diseño

SANTIAGO Actualizado:

Dos años de silencio sobre el proyecto y ahora en plena campaña electoral el Ministerio de Fomento programa para el próximo 14 de noviembre la reunión del jurado del concurso. Una actitud que reprueban desde la Xunta de Galicia. Así lo expuso el director xeral de Mobilidade, Miguel Rodríguez Bugarín, que consideró que esta forma de proceder por parte del cartera estatal «no se corresponde con las relaciones que deben mantener dos administraciones públicas, basadas en la confianza y en la lealtad por encima de los avatares políticos».

Este argumento es el que se ha esgrimido, vía misiva, para declinar su presencia en la citada reunión en la que se propondrá el adjudicatario del contrato de servicio para la redacción de los proyectos básicos y de construcción de la estación intermodal de Santiago. La Administración gallega pone así sus propias condiciones, y no asistirá mientras que «no se despejen todas las incógnitas que existan sobre el proyecto», y se informe debidamente al Ejecutivo autonómico «al respecto de las previsiones para su resolución».

En opinión de Rodríguez Bugarín, y por extensión de la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras, al margen de las mencionadas reuniones del jurado para la adjudicación de este contrato, es necesario convocar una reunión de la comisión de seguimiento del protocolo de colaboración firmado en noviembre de 2009. «Es necesario disponer de la información relativa al avance y las previsiones sobre el desarrollo en la nueva estación intermodal de Santiago, tanto desde la perspectiva urbanística, como en relación con la intermodalidad», insistió el director xeral.

En su carta al presidente de Adif, Antonio González Marín, el representante gallego recrimina que desde la última y única reunión mantenida—el 11 de febrero de 2011— la Xunta no disponga de nueva información, «pese a tener una serie de competencias legalmente atribuidas», sentencia.