NUEVA RUMASA

Trabajadores de Clesa reclaman en Santiago una solución para Caldas

Piden la unión de políticos, sindicatos, Xunta y sector para garantizar su futuro

E. PÉREZ
SANTIAGO Actualizado:

La sensación de incertidumbre ante el futuro de la planta de Clesa en Caldas (Pontevedra), propiedad de la familia Ruiz Mateos, llevó ayer a sus trabajadores a reclamar en Compostela la implicación urgente de la Xunta. Con el punto de partida establecido en la Alameda de la capital gallega centenares de afectados de la firma láctea recorrieron varias de sus calles, a los que no dudaron en unirse vecinos, representantes políticos y sindicales en señal de apoyo a la causa. Ni la lluvia fue quien de hacer que cesaran en su intención de hacer oír sus reivindicaciones. El objetivo, tal y como rezaba el manifiesto que leyeron a las puertas de San Caetano: «llamar la atención sobre un entramado empresarial irresponsable para que este tipo de situaciones no se vuelvan a repetir».

Junto a ello, su principal reclamación: «una solución de continuidad para la actividad de Clesa en Galicia y para los puestos de trabajo de sus empleados», cuya pérdida afecta a unas 150 familias. «Podemos pasar a ser una opción para la transformación de la leche gallega», proseguía el escrito, en el que se solicitó también la unión y apoyo de centrales sindicales, partidos políticos, Xunta y sector.

Al respecto, la presidenta del Comité de empresa de la planta de Caldas, Dolores Ramos, recordó el compromiso adoptado en el Parlamento gallego de «hacer un seguimiento serio del caso y apoyar cualquier inversión de futuro». «Y nosotros vamos a estar ahí con ellos», sentenció. Tras una pancarta en la que se podía leer «Clesa Galicia: en defensa de los puestos de trabajo», la marcha la presidieron consignas como «De Clesa Galicia, no nos moverán» o «Nueva Rumasa, esto es una estafa».

Y para tranquilidad de los empleados, el conselleiro de Economía, Javier Guerra, preguntado por este asunto, indicó que Nueva Rumasa, declarada en concurso de acreedores, le trasladó que «no tiene ningún interés en vender esta compañía».