EDUCACIÓN

La tercera huelga de docentes fracasa con apenas 3.000 personas en la calle

La Xunta certifica que la manifestación tan solo fue seguida por un 16% de los profesoresLos sindicatos piden volver a la mesa sectorial, tras abandonarla el pasado verano

CRISTINA PICHEL
SANTIAGO Actualizado:

Nuevo fracaso sindical. La manifestación con motivo de la huelga de profesores, que transcurrió ayer por las calles de Compostela, se saldó con una participación de apenas 3.000 personas, que marcharon desde la Alameda hasta las inmediaciones de la Consellería de Educación, en San Caetano. Las cifras oficiales se alejan de las facilitadas por los sindicatos convocantes —CIG, CC.OO, ANPE, STEG, UGT y CSIF—, que inflaron los números de esta tercera jornada de huelga a 10.000 personas y admitieron que fue secundada por el 50% de los más de 30.000 profesores gallegos.

La Xunta aclaró que el parón convocado por los sindicatos de profesores tan solo estuvo seguido por un 16,13% de los docentes, de los cuales el 20,30% de ellos se corresponde a educación primaria y el 12,62% a secundaria. En lo referente a las provincias, el seguimiento asciende a un 16% en La Coruña, un 11,73% en Lugo, casi un 19% en Ourense y un 16,87% en Pontevedra. Los datos corroboran el fracaso de una movilización que tuvo otras dos precuelas fallidas en lo que va de mes, manifestaciones «que cada día cuentan con menos respaldo entre los docentes gallegos», la mayoría de los cuales enseñan a sus homólogos una «actitud responsable y entienden la medida de la reorganización horaria», sentenció el director general de Centros, José Manuel Pinal.

En este sentido, Pinal quiso agradecer la «implicación con el sistema educativo» de los profesionales que se centran en su actividad docente y que garantizaron ayer el correcto funcionamiento de los centros educativos, puesto que el Ejecutivo autonómico recordó que «en la mayoría de los centros la jornada se desarrolló con absoluta normalidad». Mientras, los 3.000 manifestantes acudieron a la Consellería con una pancarta que rezaba «Contra los recortes en educación. En defensa de la enseñanza pública», a la vez que reclamaban la dimisión del conselleiro de Educación, Jesús Vázquez Abad.

Tras finalizar la marcha, los reunidos ocuparon toda la explanada frontal situada junto al edificio administrativo y escenificaron lo que pretendía ser el «entierro» de la enseñanza pública. Los participantes en el acto echaron mano de un ataúd negro, el cual iba secundado por un grupo de manifestantes vestidos de sacerdotes, así como por un coro de plañideras y varias coronas de flores con bandas en donde se leía: «el profesorado gallego no te olvida», aludiendo a la actual situación de la educación pública en la Comunidad.

Negativa a negociar

Una situación caracterizada por la orden de la Consellería del pasado 23 de junio en donde se ampliaba el horario lectivo del profesorado no universitario de Galicia en cuatro horas más, ampliación que «no supone en ningún caso que el profesorado tenga que trabajar más», puntualizó Pinal. Esta medida, tal y como afirmó el director general de Centros, pretende «equiparar en horas lectivas a los docentes gallegos con el 80 por ciento de toda España», por lo que la Comunidad contará con 60.000 horas más a la semana para atender a todos los niños y niñas con dificultades a la hora de aprender.

Tras la aprobación de la medida, los sindicatos pidieron negociar con la Consellería para que se atendieran sus reivindicaciones sobre el acuerdo unánime del 8 de junio de 2007. Pero la reunión, convocada el pasado 27 de julio por el Ejecutivo autonómico, no contó entonces con la colaboración de los sindicalistas, que decidieron no participar en la Mesa sectorial que reclamaron en junio. Ante el fracaso en la calle, los sindicatos piden ahora volver a negociar una «una orden publicada y cerrada y entendida por el 84% del profesorado», declaró Pinal, quien recordó que «siempre manifestamos nuestra voluntad de hablar». Por otro lado, Educación, que mantiene abierta la vía del diálogo y tratará de reunirse con los sindicatos «para tratar los temas necesarios para el normal funcionamiento de los cursos escolares», remarcó.

Menos manifestantes

Los datos de las tres jornadas de huelga celebradas en Santiago se reducen paulatinamente. La primera manifestación, organizada en pasado día 9, contó con un total de 7.000 participantes, mientras que la segunda, celebrada el día 21, tan solo anotó unos 4.000, cifra que supone apenas el 21,98 por ciento de los profesores gallegos.

Sin embargo, los sindicatos afirmaron que en esta segunda jornada fueron 15.000 los asistentes a la huelga, a la vez que elevaron en un 70% el seguimiento de los docentes, cifras que se reducen con las presentadas ayer por ellos mismos: 10.000 personas y un seguimiento del 50% de los profesores, unos números que chocan con los oficiales.