PSOE

Los socialistas gallegos sacan pecho a pesar de la debacle

E. M. P.
SANTIAGO Actualizado:

No toca hablar de relevo en el seno de los socialistas gallegos. Así lo aseguraba ayer el ex alcalde de La Coruña y senador electo del PSOE por la provincia, Javier Losada, quien defendió el papel desarrollado por el secretario general del PSdeG, Manuel «Pachi» Vázquez, y la actual Ejecutiva de Galicia. «Lo están haciendo correctamente», aseveró. La pérdida de cuatro diputados y la bajada en cerca de 13 puntos de los votos no parecen suficientes para abrir el debate en el seno del PSOE gallego.

Tanto Losada como Mar Barcón, portavoz del Grupo Municipal Socialista en La Coruña, admitían «una derrota sin paliativos», si bien ambos coincidieron en señalar que «no hay urgencia para hablar de unos u otros candidatos para la Xunta». En esta misma línea, la representante del PSdeG en la ciudad herculina, insistió en la necesidad de centrarse en el congreso ordinario de la organización socialista que se celebrará en febrero, así como en recomponer la formación para «volver a situarnos en lo que fuimos cuando alcanzamos el Gobierno de España».

Según Barcón, el objetivo que buscan desde las filas socialistas es «ser la gran alternativa del gobierno de izquierda y del progreso y hay que hacerlo en España, en Galicia y en todas los ámbitos», añadió. Preguntada al respecto de que el ministro de Justicia y diputado electo Francisco Caamaño encabezase el cartel para la Presidencia del Ejecutivo autonómico, insistió en que «no hay nadie que nos esté esperando ahí fuera», «antes tenemos una tarea importante que podemos hacer con serenidad», agregó en clara referencia a la dirección del partido a nivel nacional.

También saca pecho Abel Caballero. El alcalde de Vigo parece no haber digerido los 11 puntos que perdieron los socialistas en su circunscripción y que le valieron al PSdeG restar un acta por la provincia de Pontevedra en beneficio del PP. En declaraciones a los medios, Caballero expresó la conveniencia de hacer «microanálisis» del comportamiento de los electores en cada una de las Comunidades autónomas y en las grandes ciudades. «Hay que preguntarse, si hubieran sido unas municipales, ¿quién ganaría?», señaló. A ese respecto, subrayó que, «sin lugar a dudas volvería a repetir como regidor», dando por hecho que el BNG reiteraría el apoyar a su investidura.