Fin de semana negro en las carreteras

Dos jóvenes fallecen en un desnivel en Corcubión y otro al salir de vía en Allariz

C. G.
SANTIAGO Actualizado:

El fin de semana no ha dejado un buen balance en las carreteras, ya que tres personas perdieron la vida en dos accidentes de coche registrados en las localidades de Corcubión (La Coruña) y Allariz (Ourense). Del mismo modo, se registraron también un par de heridos y un hombre fue detenido en Vigo por conducir ebrio y golpear a un taxista.

El primero de los accidentes se registró el pasado viernes, alrededor de las 11 menos cuarto de la mañana, en la localidad ourensana de Allariz, según informaron la Guardia Civil de Tráfico y la Central de Emergencias 112-Galicia. El incidente, que se saldó con el fallecimiento del conductor del vehículo, tuvo lugar en el kilómetro 214 de la autovía A-52, con sentido a Benavente, a su paso por dicha localidad. El coche salió de la vía y colisionó contra un caballón, provocando la muerte del conductor y único ocupante del vehículo. Pese a que se desplazaron al lugar de los hechos efectivos de la Guardia Civil, del Grumir local y de Protección Civil, así como una ambulancia del 061-Galicia, únicamente se pudo certificar su muerte.

En la madrugada del sábado, fueron dos jóvenes quienes fallecieron a causa de un accidente de tráfico, esta vez registrado en la localidad coruñesa de Corcubión. El siniestro tuvo lugar en la carretera que conduce al faro del pueblo, concretamente en el kilómetro 1,8 de la carretera CP1801, en torno a las 5.30 horas de la madrugada, según informó la Guardia Civil de Tráfico. Los dos jóvenes, ambos de 20 años de edad, circulaban en un Ford Fiesta que, por causas que todavía se desconocen, se salió de la vía y cayó por un desnivel. Uno de los jóvenes, el conductor, era vecino de Carnota, mientras que el otro fallecido era de Corcubión. Con ellos viajaba un tercer hombre, que resultó herido leve y viajaba en el asiento del copiloto.

Heridos y un detenido

En Lugo también se registró un trágico accidente, aunque esta vez sin consecuencias mortales. Se trató de una colisión entre un turismo con un camión, provocando que el turismo volcase e incendiase en la A-6 a su paso por el municipio de Lugo, hacia las 6.30 horas de la madrugada del sábado.

Según el relato de los agentes de la Guardia Civil, el conductor del camión salió de su vehículo y rescató al joven de su Citroën AX en llamas, en el que viajaba solo, debido a la situación de riesgo en la que se encontraba. El joven, de 19 años y procedente de León, tiene heridas de gravedad, mientras que el conductor del camión, vecino de Chantada de 55 años, salió ileso.

Por último, la madrugada del sábado también dejó un detenido en la ciudad de Vigo por conducir ebrio así como golpear a un taxista con cuyo auto colisionó. La Policía Local de la ciudad confirmó que los hechos tuvieron lugar a las 6.50 horas en la calle Inés Pérez de Ceta. Uno de los conductores implicados, que se encontraban golpeándose, mostraba «claros síntomas de embriaguez». Al dar 0,84 en un control de alcoholemia, los agentes procedieron a detener al hombre, nacido en 1974, y trasladarlo a las dependencias de la Policía Local.