Ryanair decidirá su futuro en la vieja terminal la próxima semana
Instalaciones de la vieja terminal, actualmente en desuso - M. MUÑIZ

Ryanair decidirá su futuro en la vieja terminal la próxima semana

Desde la alcaldía consideran como «buena y positiva» la instalación de una base operativa de la compañía en la urbe

C. PICHEL
SANTIAGO Actualizado:

Después de ocho meses de inactividad, la vieja terminal del aeropuerto de Santiago podría recuperar de nuevo sus labores. La compañía aérea de bajo coste Ryanair apunta directamente a Lavacolla como lugar donde asentar su base operativa. De hecho, la propuesta llegó a los despachos municipales de la capital gallega en abril por parte de la propia operadora, que manifestó su interés abierto por trabajar en Santiago. Y dentro de ese interés se encuentra la antigua terminal de Lavacolla, según se lo transmitieron en su día —y como ha podido saber ABC— los directivos de Ryanair al anterior alcalde, Gerardo Conde Roa, en un encuentro en Dublín.

Aún así, «no hay nada por escrito; hicieron una propuesta de lo que a ellos les parecía interesante», afirmó ayer en declaraciones a este diario la teniente de alcalde de Compostela, Reyes Leis. Por ello, desde el Ayuntamiento esperan a que se materialice la reunión para saber lo que la compañía aérea solicita una vez terminen las subvenciones este año; una reunión que se prevé para la próxima semana en Madrid, según aclaró Leis. «Escucharemos y canalizaremos sus peticiones después con los organismos oportunos. Si piden la utilización de un hangar en la nueva o la vieja terminal tendremos que hablar con AENA, que es la titular de esta infraestructura», apuntó.

Desde Raxoi todavía desconocen si Ryanair solicitará el antiguo aeropuerto para su base o bien un espacio del nuevo. En todo caso, ven «positivo y bueno» el hecho de contar con una base operativa de la compañía irlandesa —o de cualquier otra empresa— en Lavacolla, ya que «eso supone que va a haber muchas más rutas de lo que habría si no existiera esa base», certificó Leis, quien puso de ejemplo las infraestructuras de Oporto o Italia.

Con el doble objetivo de buscar una alternativa una vez finalicen las subvenciones y de ofrecer más líneas y conexiones a bajo coste, compañía y Ayuntamiento intentarán en Madrid buscar una solución conjunta, aunque se prevé que ésta será una de las muchas reuniones que mantendrán a lo largo del año.