Rueda, a la derecha, durante una reunión con el Colegio de Abogados - M.M.

Rueda anima a Vázquez a regularizar su situación fiscal

El conselleiro de Presidencia lo acusa de «escudarse en una conspiración» para «seguir en silencio»

E. AMADO
SANTIAGO Actualizado:

El conselleiro de Presidencia, Alfonso Rueda, acusó ayer al PSOE, personificado en su secretario de Organización, Pablo García, de escudarse en una supuesta conspiración política para «desviar la atención» y proteger a su secretario general, Manuel Vázquez, de las informaciones que en los últimos días viene publicando ABC sobre diferentes irregularidades en las obras de su vivienda en San Amaro (Ourense). Rueda, señalado el pasado martes por Vázquez y el mismo García, afirmó que «lo que no se entiende es que el señor Vázquez, tan aficionado últimamente a estar todos los días criticando cualquier iniciativa de la Xunta, lleve tres o cuatro días en absoluto silencio y sin hacer comentario de un asunto que se aclara dando las explicaciones pertinentes».

Así, el miembro del equipo de gobierno de Feijóo aconsejó al líder de los socialistas en la Comunidad «aportar la documentación y las explicaciones, y si hay que pagar impuestos, ir al ayuntamiento y pagarlos; y a partir de ahí decir lo que pasó» como salida a la difícil situación en que se encuentra.

Rueda consideró ilógico que desde las filas socialistas pidan su destitución al frente de la campaña del PP para las municipales de mayo cuando «parece que las cosas que salen en la prensa son afirmaciones claras» y el expediente abierto a Vázquez «es un tema que está instruyendo la Agencia de Protección de la Legalidad Urbanística, como está instruyendo muchísimos más» (esta agencia no depende de la Consellería de Presidencia, sino de Medio Ambiente). «Lo que tiene que hacer el señor Vázquez, como afectado, es regularizarse si tiene que hacerlo», continuaba.

También consideró que la vía de escape escogida por el PSOE hasta el momento (Vázquez comparecerá hoy por primera vez ante la prensa desde la pasada semana), la de echar mano de una teoría de la conspiración, no calará, porque «la gente es mucho más inteligente para no aceptar este tipo de explicaciones».

«Si Vázquez dijo que unas obras valían un dinero y después reconoció que valían cuarenta veces más de lo que dijo, pues que regularice su situación fiscal y no se escude en supuestas persecuciones políticas, o en achacarle las culpas a quien no las tiene», finalizaba.