Reestreno en el Cabildo
Un hombre, en la exposición - MIGUEL MUÑIZ
fotografía

Reestreno en el Cabildo

El compostelano Museo de las Peregrinaciones acoge este mes la muestra «Compostela dicitur», un recorrido virtual por el Santiago del siglo XIII

por patricia abet
Actualizado:

En el año 1095 el Papa Urbano II publicó una bula a través de la que se decretaba el traslado de la sede episcopal desde Iria Flavia hasta «Compostella dicitur», es decir, a la ciudad «llamada Compostela». Casi un siglo después, el nombre con el que Urbano II bautizó esta significativa ordenanza vuelve a ser noticia aunque, en este caso, por convertirse en la primera exposición que acogerá el reformado Museo de las Peregrinaciones. Ubicada en plena plaza de Platerías, la antigua casa del Cabildo muta de signo tras las reformas acometidas en su fachada e interiores -por un importe cercano a los 600.000 euros- y abre sus puertas a una muestra en la que pasado y presente van de la mano. Y es que en «Compostela dicitur», la ciudad, el plano de su casco antiguo y las costumbres de sus moradores funcionan como excusa para sumergir al visitante en un viaje atrás en el tiempo, hasta el año 1211.

Ideado como una suerte de máquina del tiempo, este interesante proyecto propone al público un paseo virtual que recrea los pasos que un peregrino de la época tendría que dar para llegar desde Porta do Camiño hasta su entrada a la Catedral. Poco más de 300 metros en los que descubrir el nombre originario de las calles, de las fuentes, la localización exacta de las puertas de la muralla o las áreas en las que se asentaban los diferentes gremios. La exposición, enmarcada dentro de las celebraciones del 800 aniversario de la Catedral, se completa con una colección de reproducciones de vistas y planos históricos de Santiago que incluyen una vista aérea de 2008, a través de la que puede comprobarse cómo la fisonomía de la ciudad histórica permaneció prácticamente inmutable a lo largo de los tiempos. Buena prueba de ello es un apartado especial dedicado al abastecimiento de agua, cuyo sistema aún hoy perdura en algunos puntos de la ciudad, tal y como atestiguan diferentes vistas antiguas y actuales de la zona.

La mayor parte de los planos expuestos proceden de los archivos municipales, de la Catedral y del Instituto de Estudos Galegos Padre Sarmiento. Entre ellos, cabe destacar la presencia de cuatro láminas del Arquivo Xeral de Simancas en las que se dibuja la antigua muralla y la vieja arqueta de San Miguel, cisterna que recogía el principal canal de abastecimiento de agua en la ciudad desde la época medieval hasta bien entrado el siglo XVIII. También se pueden admirar dos vistas de Santiago de Pier Maria Baldi (1669) y Ramón Gil Reyes (1837).

De regreso al momento actual, los asistentes también contarán con la posibilidad de contemplar el proceso de restauración al que fue sometido la antigua sede del Cabildo Catedralicio, uno de los edificios barrocos más emblemáticos de la capital gallega, a través de una aplicación instalada en la planta baja del Museo. La exposición estará abierta de martes a sábado en horario de 11 a 14 y de 17 a 21 horas.