Pablo Lozano, Manuel Caballero y Manuel Amador explotan desde ayer la Plaza de Toros con «ilusión»
Los nuevos empresarios fueron recibidos por la alcaldesa, Carmen Bayod - M.M.
LOS NUEVOS EMPRESARIOS CONFÍAN EN QUE ALBACETE VUELVE A SER REFERENTE EN EL MUNDO TAURINO

Pablo Lozano, Manuel Caballero y Manuel Amador explotan desde ayer la Plaza de Toros con «ilusión»

MERCEDES MARTINEZ
Actualizado:

ALBACETE

La Plaza de Toros de la capital ya tiene nuevos empresarios. Desde ayer, Pablo Lozano, en representación de la casa Lozano, empresarios taurinos de reconocido prestigio que ya explotaron la plaza durante los años 1996 a 2000 y los matadores de toros, Manuel Caballero y Manuel Amador, constituidos todos ellos en Unión Temporal de Empresas, UTE, explotarán esta propiedad municipal con el objetivo de que Albacete vuelva a ser, en el mundo taurino, referente «como ha sido siempre», apuntó Pablo Lozano en la rueda de prensa tras la firma del contrato de adjudicación.

Los tres nuevos empresarios se mostraron muy ilusionados y con ganas de trabajar por y para Albacete, en momentos «complicados». Conscientes de la situación, están dispuestos a trabajar «mucho» los próximos cinco años, «cuidando al aficionado; dándole un espectáculo digno y facilitándole el que vaya a la plaza», decía el maestro Amador. Por ello, se va a instalar una taquilla en el centro de la ciudad, y se les va a ofrecer «grandes carteles con grandes ganaderías». Para Manuel Caballero, el toro de Los Lozano es un toro «serio pero armónico; bien hecho; con trapío pero no exagerado», unas cualidades que son difíciles que lleguen en septiembre porque «nos ha pillado el toro», nunca mejor dicho, pero que ya está confirmado para «dos o tres corridas de toros», apuntó el maestro.

En total, se programarán siete corridas de toros, una de rejones y dos novilladas. Se eliminan por tanto la corrida de fuera de abono; la novillada de Expovicaman y se cambian las novilladas de promoción por clases prácticas. Son algunas de las novedades que incluye el nuevo pliego de condiciones, donde también se decide apostar por la afición joven. Para atraer a este público, el Ayuntamiento sacará a la venta 1.035 entradas en los tendidos 6, 7 y 8 de sol, donde un abono costará para jóvenes de hasta 28 años, parados o jubilados, 48 euros. Ahora solo falta «que Dios reparta suerte».