Localizan en un municipio pontevedrés cuatro fosas comunes con perros

GONDOMAR (PONTEVEDRA) Actualizado:

GONDOMAR (PONTEVEDRA)

Fuentes de la Guardia Civil confirmaban ayer a Europa Press el hallazgo, por parte de efectivos del Seprona, de «una fosa» con cuerpos de animales muertos y en «diverso estado de descomposición». Por tal motivo, según indicó el instituto armado a través de un comunicado, al responsable de «Cánidos Val Miñor» le imputan sendos delitos contra los recursos naturales y el medio ambiente por la eliminación incontrolada de animales muertos y por sacrificios de canes abandonados sin control facultativo. También se procesará a un veterinario por la emisión de certificados técnicos sanitarios supuestamente falsos.

Los cadáveres de los perros presentan diferentes estados de descomposición, algunos de ellos muertos en fechas recientes, lo que está dificultando la labor de cuantificar los que hay enterrados en las fosas comunes. Ya en 2009, el Seprona había abierto un expediente al mismo centro que se resolvió por la vía administrativa. Durante este tiempo, «Cánidos Val Miñor» ha sido objeto de varias denuncias de colectivos sociales sobre supuestos maltratos a los animales que tuvieron eco en el Ayuntamiento de Gondomar, donde se llegó a tratar el asunto en un pleno de la corporación local.

Una vez conocida la noticia, la asociación de defensa animal «Libera», que ya denunció a las mismas instalaciones ante el Ministerio Público en 2011, mostró ayer su «satisfacción» por el inicio de diligencias penales por parte de la Fiscalía de Medio Ambiente de Pontevedra.