La lista de los críticos a «Pachi» Vázquez se impone en Pontevedra

Caamaño consigue que los socialistas coruñeses se vuelquen hacia Chacón

E. P. RODRÍGUEZ-SOMOZA
SANTIAGO Actualizado:

Mucho han dado de sí los congresos provinciales extraordinarios mantenidos en Galicia de cara al Congreso Federal que el próximo mes de febrero celebrará el PSOE. Así, en Pontevedra se impuso la lista oficial, encabezada por el alcalde de Vigo, Abel Caballero, y el secretario provincial, Modesto Pose, crítica con la gestión de «Pachi» Vázquez; en La Coruña Francisco Caamaño inclinó la balanza hacia la ex ministra de Defensa, Carme Chacón: en Ourense la delegación encabezada por el secretario general de los socialistas gallegos consiguió cerca del 60 por ciento del apoyo de los delegados; y en Lugo, la candidatura de la vicesecretaria provincial del partido, Sonia Verdes, logró arrebatar al presidente de la Diputación, José Ramón López Besteiro, 3 de los 11 compromisarios que le corresponden.

Al menos 38 de los 54 delegados elegidos ayer en Galicia para el Congreso Federal apoyarán a Rubalcaba a la Secretaría General del PSOE, lo que supone un apoyo del 70 por ciento de la delegación gallega, tal y como apuntan fuentes de su candidatura.

Es un secreto a voces la inclinación de la lista elegida en Pontevedra por el aspirante a las últimas elecciones generales, quien cuenta con el respaldo de buena parte de Vigo, Villagarcía y la ciudad del Lérez, en total 17 delegados. También en Lugo, los 8 conseguidos por Gómez Besteiro en la provincia liderada por Ricardo Varela se decantan claramente por Rubalcaba. De hecho, el alcade de la ciudad, José López Orozco, fue uno de los avales con los que contó para formalizar su precandidatura. La que no se pronuncia, al menos por el momento, es Sonia Verdes. Si bien, el entorno de la diputada autonómica, que se presentaba ayer por sorpresa, es más partidario de Chacón.

Algo parecido ocurre en Ourense, donde las preferencias de sus siete delegados no están del todo definidas, si bien se perfila que la lista de «Pachi» Vázquez será más proclive a quien concurrió como candidato en los últimos comicios, con al menos cinco apoyos. Cabe recordar que la ex secretaria de Estado de Igualdad Laura Seara, persona muy cercana al líder del PSdeG, fue otro de los avales con los que contó Rubalcaba.

Donde no hay dudas es en La Coruña. La integración del denominado sector renovador, encabezada por Caamaño, consolidó con su mediación en la provincia la posición favorable a la catalana en la pugna por la Secretaría General del PSOE, con 19 delegados.

Tocado y hundido

El que no sale nada bien parado de los llamados congresilloses el secretario general de los socialistas gallegos. Manuel «Pachi» Vázquez pierde apoyos al ritmo que Rubalcaba parece ganarlos en Galicia. Las voces más criticas piden a gritos una «profunda reflexión interna», como ayer sugirió el diputado socialista Ismael Rego.

Por lo que respecta a Pontevedra, la lista auspiciada por la dirección del PSOE de Pontevedra, crítica con el secretario general del PSdeG, obtuvo más apoyos que la afín al líder socialista, integrada por el secretario de Organización Pablo García. En cuanto a La Coruña, el pacto entre Caamaño y los críticos con la ejecutiva provincial, encabezada por Salvador Fernández Moreda, también podría tener su repercusión en el futuro del PSOE gallego, en el que una facción del PSdeG podría discutir el liderazgo de Vázquez. No menos cierto es que en Ourense el secretario general de los socialistas gallegos consiguió sumar la mayoría de los apoyos, con 38 votos a favor, si bien ha visto como su lista salía elegida con 21 votos en blanco y 5 nulos, suficientes como para tomar buena nota.