DATOS DE LA FISCALÍA SUPERIOR

Galicia, a la cabeza nacional en número de divorcios en los que se llega a acuerdo

Actualizado:

SANTIAGO

El programa de mediación familiar intrajudicial puesto en marcha por el Ejecutivo gallego hace tres años, aprueba y con nota. Así lo expresó ayer el fiscal superior de la Comunidad, Carlos Varela, al dar a conocer la cifra de matrimonios que lograron resolver su proceso de divorcio con un acuerdo. «El dato es extraordinariamente positivo, ya que de las 133 mediaciones aceptadas, 65 acabaron en acuerdo, por lo que cuenta como una de las mejores tasas de toda España». El éxito es tal que. en una visita realizada ayer al servicio de mediación intrajudicial de la capital gallega, el fiscal no descartó tener que reforzar los servicios de atención para quienes soliciten la mediación.

La ventaja de esta técnica reside en «la superación del proceso adversarial, donde siempre hay un ganador y un perdedor», apuntó Varela. Asimismo, los casos de consenso llevados a cabo en la Comunidad dejan al descubierto que cuando hay menores de por medio, «se suele llegar a los mejores consensos posibles».

Ante los buenos resultados obtenidos, con un cincuenta por ciento de procedimientos resueltos con acuerdo entre las dos partes, el Gobierno gallego ya ha anunciado que de cara al próximo año renovará su apuesta por este programa de mediación que dio sus primeros pasos en 2009 en el servicio intrajudicial de la capital gallega y que ya cuenta con ramificaciones en Ourense y, en un breve plazo, también en Vigo.

Durante la visita a las instalaciones, Varela estuvo acompañado por la conselleira de Benestar, Beatriz Mato y por el titular de la cartera de Presidencia, Alfonso Rueda. A la hora de valorar los beneficios de esta técnica, Mato mostró especial atención al ahorro «en coste económicos y, sobre todo emocionales» que este proceso dialogado entre los miembros de la pareja permite. A lo que agregó, «para nosotros la protección de los menores es absolutamente prioritaria en cualquier situación, especialmente cuando se encuentran en medio de un conflicto familiar».

Rueda, por su parte, hizo hincapié en la promesa de la Xunta de extender «paulatinamente» este exitoso servicio judicial al resto de ciudades gallegas.