INCENDIOS

El fuego arrasa más de 600 hectáreas en solo dos días

OURENSE Actualizado:

En menos de 48 horas, el fuego ha calcinado más de 600 hectáreas de terreno en la Comunidad gallega. Las provincias más afectadas por esta nueva ola de incendios, que coincide con un repunte en las temperaturas máximas registradas, han sido Pontevedra y Ourense. En esta última, los equipos de la lucha contra incendios daban ayer por extinguido el fuego iniciado en la tarde del pasado martes en la parroquia de Vilar de Astrés, que dejó a su paso más de 149 hectáreas arrasadas, de las que 20 se correspondían con terreno arbolado y las otras 120 con monte raso.

Sin controlar seguía, al cierre de esta edición, el foco de Mondariz, en Pontevedra, que obligó a decretar el nivel 1 de alerta por la proximidad a las viviendas. Las primeras estimaciones elevan a más de 170 el número de hectáreas quemadas en este incendio. En las labores de extinción colaboran tres técnicos, siete agentes forestales, diez brigadas, cuatro motobombas, tres palas, cuatro helicópteros y cuatro aviones.

Por su parte, el foco de Castrelo do Val —en el que el martes perdió la vida un operario de las brigadas contra incendios al ser acorralado por las llamas— fue controlado ayer después de que el fuego calcinase 400 hectáreas de terreno. Los equipos de lucha contra incendios desplazados en la parroquia ourensana fueron reforzados este jueves, por lo que a media tarde de ayer trabajaban sobre el terreno dos técnicos, once agentes forestales, diecisiete brigadas, doce motobombas, dos palas, cinco helicópteros, siete aviones y personal de Protección Civil y de la Unidad Militar de Emergencias.