Feijóo alaba la sociedad «que se pone en marcha sin esperar a la administración»

Feijóo alaba la sociedad «que se pone en marcha sin esperar a la administración»

El presidente de la Xunta apuesta por una Tercera Transición, la de las mentalidades, que cambie el Estado del Bienestar en Sociedad del BienestarLas autoridades políticas subrayan el papel de las agrupaciones en zonas que no cubre el Estado

LA CORUÑA Actualizado:

María Isabel Bayonas de Ibarra, por su trabajo en favor de los afectados por el autismo, entre los que se encuentra su hijo. María Matos González de Careaga, bilbaína residente en Madrid, que a través de la Fundación Padre Garralda-Horizontes Abiertos ha trabajado por la reinserción de cientos de internos reclusos. Juan Lara Crebiyén, de Murcia, asesor económico jubilado y que a través de Cruz Roja ha enfocado la labor de diferentes oenegés. José Fernández Pernas, coruñés de la asociación benéfica Renacer, creada en 1985 y focalizada en los jóvenes que finalizan sus estancias en los centros de menores, y además con programas para emigrantes retornados, personas sin techo... Alberto Quiles Martínez, de la Asociación Amigos de los Mayores, activa desde 1988. Yolanda Rueda, presidenta de la Fundación Cibervoluntarios, que a través de las nuevas tecnologías busca acabar con la brecha digital de los excluidos de la sociedad de la información por edad, género o recursos.

Todos ellos fueron ayer protagonistas en la entrega de los premios al voluntariado con que se cerraba ayer en La Coruña la decimocuarta edición del Congreso Estatal de Voluntariado, un acto presidido por S. A. R. los Príncipes de Asturias Don Felipe y Doña Letizia. A su lado, el presidente de la Xunta, la titular de Benestar de la administración gallega, y la Secretaria General de Política Social, María Isabel Martínez Lozano.

En el acto de clausura, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, destacó que «hay comunidadcuando existe solidaridad». «Sin su faceta solidaria, la ciudadanía se convierte en mera coexistencia con el vecino». También repasó el titular de la administración gallega el largo historial solidario de los gallegos, desde el Camino de Santiago, germen de «las ideas contemporáneas sobre solidaridad» a través de la entrega de todas las personas que «protegieron el Camino», al «Prestige».

Feijóo apeló al «ejército solidario que existe en nuestra sociedad» y llamó a una tercera transición, «la transición de las mentalidades». También apostó, en una región con 40.000 voluntarios y 800 entidades, por «una sociedad que se pone en marcha sin esperar a que la administración —que consideró «limitada»— resuelva sus problemas». Sería la evolución de un «estado del bienestar» a una «sociedad del bienestar». «La solidaridad hace más fuertes a los débiles y nos hace más fuertes a nosotros», concluía.

Martínez Lozano, por su parte, consideró el voluntariado «un complemento eficaz a las políticas sociales» que «estimula la solidaridad entre generaciones», y pidió «ofrecer alternativas vitales a los más jóvenes», para que vean «cómo su participacion altruista puede constribuir».

Por su parte, el presidente de la Plataforma Estatatal por el Voluntariado, Luciano Poyatos, tras saludar a Carmen Avendaño —«la acabo de ver, una de las mujeres más importantes que he conocido en esta vida», decía sobre la fundadora de «Érguete»—, recordó que «ser voluntario no es tarea de héroes, de recursos o de conocimientos; cualquiera puede serlo».

Por su parte, el alcalde de La Coruña, Carlos Negreira, saludó a los voluntarios con una cita: «Una máquina puede hacer el trabajo de cincuenta hombres corrientes; pero no existe ninguna máquina capaz de hacer el de un hombre extraordinario». «Hay aquí 1.000 hombres extraordinarios», finalizaba.

Invitados

La clausura del Congreso congregó en el Palexco coruñés a una importante representación de la política, la sociedad y la cultura gallega. Allí estaban el delegado del Gobierno en Galicia, José Manuel Pose; los titulares de Facenda, Sanidad y Cultura; el portavoz de la patronal, Antonio Fontenla; el arzobispo de Santiago, Julián Barrio; el Fiscal Superior de Galicia; Ramón Villares, presidente del Consello da Cultura Galega; la presidenta del Consultivo, Teresa Conde-Pumpido; el Valedor do Pobo, Benigno López; el presidente de la Fegamp y alcalde de Ferrol, José Manuel Rey; el expresidente Albor; el portavoz parlamentario del PP, Pedro Puy; el líder del PSdeG, Manuel Vázquez; la diputada de esta formación María Seoane; altas autoridades de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, entre ellos el General Jefe de la Fuerza Logística; y el embajador de Estados Unidos.