Farjas recibe en Madrid el galardón a la autoridad sanitaria más relevante del año

El Sergas convocará una oposición para 176 plazas vacantes ocupadas

SANTIAGO Actualizado:

La sostenibilidad del sistema sanitario público es prioritaria para Galicia, de ahí que la Comunidad desarrolle un Plan Integral de Eficiencia Energética, que sólo con su primera fase permitirá un ahorro anual de más de 6 millones de euros. Una iniciativa que garantiza la calidad en los servicios de los centros hospitalarios gallegos, al tiempo que se optimizan los recursos económicos y se protege el medio ambiente. Según avanzó la responsable de la cartera sanitaria autonómica, Pilar Farjas, una primera fase que se adjudicará y se pondrá en marcha a lo largo del próximo año en cinco complejos, supondrá un ahorro energético superior al 20%, lo que se traducirá en una merma en los costes de más del 30%.

Y precisamente son actuaciones como ésta, así como otras que han permitido una merma considerable en la factura sanitaria sin que influya en la calidad asistencial al paciente, las que le han valido a la conselleira de Sanidad de la Xunta el premio del Día Mundial contra el Dolor en la categoría de autoridad sanitaria más relevante, otorgado por la Sociedad Española del Dolor. Un reconocimiento que Farjas hizo extensivo a todos los gallegos, asegurando que Galicia puede sentirse orgullosa de su sanidad, por ser ejemplo de eficiencia y por adelantarse al punto actual tomando decisiones responsables y necesarias desde hace dos años.

Tras destacar que una de estas decisiones fue la puesta en marcha de la Escuela Gallega de Salud para Ciudadanos, que nació en 2009 con el objetivo de que el paciente no sea sólo un elemento expectante en los procesos sanitarios, sino un agente activo del sistema, recordó que en la Declaración Institucional del Dolor realizada por el Sergas el pasado año la Xunta se comprometió a poner en marcha una Estrategia de atención integral al dolor, elaborada conjuntamente con las sociedades científicas, las asociaciones de pacientes y los servicios y unidades del Servicio Gallego de Salud.

OPE

Por otro lado, el Sergas anunció ayer que convocará una oferta pública de empleo (OPE) para 176 plazas vacantes ocupadas con el fin de estabilizar las plantillas en el colectivo de licenciados sanitarios, donde es «más necesario», tal y como destaca el departamento autonómico; y que se unirá a una próxima destinada a plazas de medicina familiar y comunitaria y personal de enfermería.

A través de un comunicado, la cartera de Farjas sostiene que este sector presta un servicio de carácter esencial, ámbito en el que la reposición de efectivos «por jubilación y otras causas legalmente previstas» debe resultar «prioritaria y quedar debidamente garantizada».

La oferta de empleo irá precedida del correspondiente concurso de traslados, en el que se ofrecerá previamente a los propietarios de plazas en el sistema la posibilidad de mejorar su destino definitivo. Así, la celebración de este concurso de traslados —previo por primera vez a la OPE— permitirá que en la oferta se convoquen las plazas estrictamente necesarias, es decir, las que no hayan sido solicitadas por propietarios del Sergas o de otros servicios de salud.

En este contexto, apuntan desde la Consellería, la organización y diseño de los planteles del Sergas se efectúa tomando en consideración a estructura, las características y las necesidades asistenciales de la población, de modo que la renovación de las plantillas con la incorporación de nuevos titulados garantizará la disponibilidad de personal para cubrir las necesidades de atención continuada y realización de guardias, favoreciendo una constitución estable de los equipos.