SANIDAD

Farjas aboga por recuperar el papel del Consejo Interterritorial

BARCELONA Actualizado:

La conselleira de Sanidad, Pilar Farjas Abadía, apostó ayer por un nuevo marco del Sistema Nacional de Salud, para que esté centrado en el ciudadano, y abogó por una nueva forma de relación entre las administraciones que lo forman, «con un objetivo común y diversos enfoques de gestión». De este modo, consideró que se están desaprovechando las potencialidades de su órgano de coordinación, el Consejo Interterritorial del SNS, y lamentó que en los últimos años se haya desvirtuado su papel unificador y resolutivo, que debería facilitar la prestación de servicios a las Comunidades Autónomas y optimizar su eficiencia.

Para conseguir estas metas, según dijo, es necesario contar con una mayor colaboración y cooperación por parte del Gobierno del Estado; con una relación fluida entre administraciones y un liderazgo firme que redunde en la adopción de medidas que permitan proteger y garantizar la continuidad de la calidad y de la sanidad pública. Sobre esto, consideró que es necesario que tenga autoridad, pero también responsabilidad y respeto ante todos los agentes implicados; y que se busquen sinergias.

Así, los acuerdos que se adopten en el seno del Consejo Interterritorial han de tratar, matizó, «temas que interesen a todos, con objetivos claros, medibles, públicos y transparentes», basados en análisis rigurosos y económicamente asumibles. En este sentido, planteó un método abierto de coordinación basado en el intercambio de buenas prácticas y en la realización de evaluaciones por pares, que establezca objetivos e indicadores comunes. «Esto permitirá conseguir el necesario refuerzo del papel del órgano», manifestó.

Por último, Farjas insistió en que es necesario que existan «los mismos criterios de eficacia y austeridad en todas las autonomías». Puso como ejemplo a Galicia, recordando que desde 2009 están comprometidos con la implantación del catálogo de fármacos, un listado de medicamentos que los facultativos de la red sanitaria pueden utilizar, posibilitando así la compra a gran escala de una selección de medicamentos a un menor precio, para hacer más eficiente el sistema. «Esta medida fue la más eficiente para ahorrar en farmacia», concluyó.