ALTA VELOCIDAD GALLEGA

Cortizo asegura poseer datos que confirman que los plazos se acatarán

A. R.
SANTIAGO Actualizado:

El nuevo delegado del Gobierno, Miguel Cortizo, se estrenó ayer en el puesto afirmando que posee datos de que los plazos del AVE a Galicia y, en concreto de la macrolicitación con la conexión de la Meseta, «se van a cumplir» aunque reconoce que existen «ciertas dificultades en el proceso de licitación, ya que es inmenso». Estas declaraciones de Cortizo a la Cadena Ser, sin embargo, contrastan con la respuesta evasiva que éste dio cuando su interlocutor le preguntó directamente si creía que los tiempos del AVE a Galicia se acatarían. «Creer y esas cosas como tener fe —adujo— están bien para filosofar y hablar de autores como Santo Tomás y compañía». «Yo lo único que sé —prosiguió el delegado— es que hay un compromiso para que en 2015 el AVE llegue a la Comunidad gallega y tengo los datos de que esos plazos se van a cumplir», reiteró.

Continuando con su argumentación, el entrevistado explicó que «éste es un tema en el que no cuenta mucho la cuestión ideológica» al tiempo que mantuvo que «se seguirá la ruta estipulada si no hay problemas de tipo técnico que retrasen el proyecto». Durante su alocución, el nuevo delegado del Gobierno en Galicia también tuvo tiempo para criticar que «se intente utilizar este tema como arma arrojadiza».

Separar el trigo de la paja

En lo tocante a la relación que mantienen el Gobierno central y el autonómico, el recién incorporado afirmó que «es verdad que las elecciones, en general, siempre lo enturbian un poco todo» al tiempo que apostó por «separar el trigo de la paja y que no se deje de atender el fondo de la cuestión». Al referirse a su vinculación con el Ejecutivo galego, el delegado señaló que «no siente ningún ánimo sectario hacia nadie».

Consultado acerca de la proximidad de las elecciones generales y de la fecha de caducidad de su puesto, Miguel Cortizo exclamó un rotundo «me importa un comino la caducidad» antes de dejar claro que «cada maestrillo tiene su librillo». «Qué más da que cualquier cargo dure una semana o un año si el asunto es cómo se resuelven las cosas», declaró el nuevo delegado como término a unas de sus primeras intervenciones públicas.